(Pulso) Independencia energética. Ese es el concepto que está detrás del plan de CMPC, una de las principales empresas forestales del país, para reducir sus costos de energía, que el año pasado superaron en US$60 millones lo alcanzado en 2013.

La firma ligada al grupo Matte tiene como objetivo dejar de depender del Sistema Interconectado Central (SIC), mediante la instalación de generadores que utilicen la biomasa resultante de sus procesos industriales para obtener electricidad.

[Arauco prevé duplicar sus ventas de energía al SIC]

El alza de costos por este ítem ya ha obligado a tomar decisiones drásticas. En noviembre de 2013, la compañía anunció la paralización de las operaciones de su planta de papel periódico en Nacimiento, en la región del Biobío, perteneciente a su filial Río Vergara.

Pero aún sin esta unidad, el incremento en costos de energía siguió durante 2014. De hecho, el secretario general de CMPC, Gonzalo García señaló a PULSO en diciembre que “este año el alza del valor de la energía eléctrica por la expiración de los contratos de largo plazo que tuvimos significó a CMPC en Chile más de US$60 millones de mayores costos en electricidad, en comparación con la cuenta del año 2013”.

Para atenuar este efecto, actualmente la compañía está desarrollando proyectos de Cogeneración en Talagante y Puente Alto, para con ello tener un mayor control del gasto en este insumo.

La futura central de Puente Alto aportará 50 MW de potencia, mientras que la planta de cogeneración en Talagante, tendrá una capacidad de 21 MW.

La inversión conjunta en ambas iniciativas llega a los US$100 millones. Actualmente CMPC genera en Chile 2.300 GWh de energía al año, que son equivalentes a unos 330 MW de potencia instalada.

“Nunca es fácil lidiar con altos costos de energía, es por eso la materialización de estos proyectos. Liderar estas iniciativas ha sido una tarea ardua, con muchos desafíos que se han enfrentado de buena manera”, señaló el ejecutivo.

En México, CMPC también está instalando un turbogenerador similar al de Talagante. El objetivo es que por medio de gas natural se pueda generar energía, asociada a una nueva máquina de tissue.