(Diario Financiero) BHP Billiton podría verse obligado a recortar US$ 4.000 millones del gasto que tiene previsto durante este año para pozos de esquisto en EEUU y sanear sus libros de contabilidad debido a la caída de los precios del mineral de hierro, petróleo y cobre.

El gigante de la minería, que ha reducido el gasto de capital durante los últimos dos años, necesita ahorros adicionales que le permitan tener suficiente efectivo para cumplir con la promesa de no reducir su dividendo, según analistas e inversores.

Los recortes podrían producirse mañana miércoles, cuando BHP divulgue su informe de revisión operacional del cuarto trimestre.

La perforación terrestre en EEUU, la mayor partida en el presupuesto de la empresa, es vista como el blanco más fácil después de un desplome de 41% en los precios del petróleo, 16% del hierro y 12% del cobre en los últimos tres meses. Otras áreas que podrían ser objetivo de recortes podrían ser el proyecto de potasio Jansen en Canadá y el estudio de expansión de la mina de cobre Olympic Dam en Australia. BHP no respondió las consultas de Reuters.