(Diario Financiero) Pese a que en junio pasado el Comité de Ministros le revocó la Resolución de Calificación Ambiental (RCA), los gestores del proyecto HidroAysén siguen ejerciendo acciones ante la Contraloría para obtener derechos de agua adicionales para esta iniciativa.

A fines de diciembre, el titular del ente de control, Ramiro Mendoza, dio un ultimátum a la Dirección General de Aguas (DGA), dependiente del Ministerio de Obras Públicas, para que resuelva a más tardar este 23 de enero sobre la mencionada petición de recursos en los ríos Pascua y Baker, la que data de agosto de 2007.

Ahora la Contraloría determinó que la DGA debe concluir con este proceso en un plazo de diez días hábiles, a la luz de los más de siete años de tramitación transcurridos.

HidroAysén presentó la solicitud de derechos de agua adicionales después que anunció la reducción de casi 40% en la superficie inundable del complejo hidroeléctrico proyectado en Aysén.

[Proyectos de generación en calificación ambiental suman US$19.000 millones]

Para lograr esto sin afectar la capacidad instalada (2.750 MW) ni los rendimientos proyectados, era necesario sumar una quinta central para la cual no contaban con recursos suficientes.

Inicialmente, la solicitud fue rechazada a nivel regional y posteriormente, en 2011, bajo la administración Piñera, fue aprobada, aunque después esta decisión fue objetada por el organismo contralor, que detectó errores en su tramitación.

En abril pasado, la sociedad de Endesa y Colbún, pidió ante la Contraloría que el tema fuese zanjado, para lo cual la entidad dio, en agosto, un primer plazo de diez días. En ese marco, la DGA dijo que el ministerio de Medioambiente le solicitó aplicar la reserva hídrica por un interés nacional, un decreto presidencial que le permitiría rechazar la petición de HidroAysén.

Dado que en el tiempo transcurrido, la DGA no dio luces respecto de la aplicación del citado resguardo, la empresa acudió nuevamente a la Contraloría, que en el dictamen de la semana pasada señaló que no se habrían configurado las condiciones que exige la ley para el uso de esa facultad.

«Habida cuenta que de lo informado por esta Dirección no se aprecia de qué manera la petición del Ministerio de Medioambiente configura alguna de las hipótesis previstas en ésta última prescripción del Código de Aguas, y, por tanto, las razones que justificarían una mayor dilación de aquel servicio en la resolución de los expedientes», dijo la Contraloría.

[La transformación del mapa energético tras HidroAysén]

Según fuentes, frente a esto la DGA, que consultada declinó referirse a este tema, podría argumentar que debe realizar o está haciendo estudios de las causas de protección que considera el artículo 147bis que establece la reserva hídrica.

Si bien, dado el escenario de revocación de su RCA por parte del Comité de Ministros, estos derechos serían hoy irrelevantes para HidroAysén, la señal respecto de una eventual autorización de los recursos a la sociedad entre Endesa y Colbún iría en contra de la política adoptada por el gobierno respecto de éste proyecto hidroeléctrico en la región de Aysén.

Una larga disputa con la DGA

En agosto de 2007 la empresa solicitó los derechos de agua adicionales que requería para mantener el desempeño del complejo pese a la reducción de la superficie inundable.

La autoridad regional de la DGA rechazó la solicitud, pues se sobreponía con otra que había sido presentada por Endesa. Esta superposición de derechos impedía la autorización.

Tras esto, la DGA pidió el pronunciamiento de la Contraloría, solicitando un cambio en el criterio histórico respecto de cómo resolver estas superposiciones.

En 2010, la administración Piñera emitió una resolución cambiando el criterio, lo que autorizó la solicitud de HidroAysén, lo que luego fue objetado por la propia Contraloría.

En junio del año pasado, el Comité de Ministros revocó la RCA del proyecto, y luego el ministerio de Medioambiente pidió a la DGA «realizar las gestiones necesarias para proceder a resguardar reserva de agua basado en razones de preservación del ecosistema y humedales de importancia nacional».