(Pulso) Como un espaldarazo a la postura de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) podría interpretarse el documento enviado por el Ministerio de Vivivenda y Urbanismo al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), en el proceso que se sigue sobre eventuales faltas a la competencia en el mercado de la distribución eléctrica.

Según el escrito, firmado por la propia ministra Paulina Saball, el Minvu apoyó la solicitud hecha semanas atrás por el presidente del gremio constructor Jorge Mas.

[CChC acusa a eléctricas de atentar contra la libre competencia y va al TDLC]

El timonel de la Cámara remitió al TDLC una solicitud para que este organismo proponga a la Presidenta la dictación de preceptos legales y/o reglamentarios “necesarios para fomentar la competencia” en la oferta de servicios asociados al suministro de energía eléctrica.

El objetivo de esta solicitud la solicitud es “corregir los vacíos de la regulación actual que crean incentivos para permitir que las empresas de distribución eléctrica incurran en conductas contrarias a los principios de la libre competencia”.

“En opinión de este ministerio, la normativa debiera propender a evitar que las empresas de distribución eléctrica extiendan a estos otros servicios (servicios asociados) el poder de mercado que les otorga el monopolio natural característico de la distribución eléctrica”, indica Saball en el texto y agrega que “si se considera que tales servicios adicionales pueden prestarse en condiciones competitivas, la normativa debiera resguardar que la libre competencia no se vea restringida por abusos o conductas estratégicas por parte de quien ejerce una posición dominante en el mercado al que se encuentran asociados dichos servicios”.

[CChC: inversión crecería 0,6% en 2015 tras caída este año]

Saball explica que la CChC hizo alusión a los denominados concentradores de medida, que corresponden a un sistema eléctrico compacto de alta tecnología que permite obtener un sustancial ahorro de espacio físico en la medición del consumo eléctrico, y que hoy sólo importa una empresa, la cual se negaría a comercializarlos con la competencia. Respecto a ello, la jefa de cartera comentó: “es dable señalar que este ministerio concuerda con la conveniencia de incentivar medidas que permitan utilizar de manera más eficiente la superficie construida, especialmente cuando ello implica que quede disponible más espacio para las unidades habitables o espacios comunes”.

El término del documento enviado, Saball manifiesta que el ministerio queda a disposición de “colaborar en el evento que el TDLC recomiende la Presidenta la modificación de la normativa de urbanismo y construcción en esta materia”.