(El Mercurio) Algunos bien catalogados y otros resistidos, lo cierto es que son diversos los efectos que genera la reforma tributaria, cuyos alcances también tendrán un impacto en las operaciones de compra y venta de empresas.

La socia líder y experta consultora en transacciones de EY, Macarena Navarrete, explica que la reforma al sistema de impuestos que impulsó el Gobierno cambiará la forma de cubrir el denominado » goodwill tributario». Este es la diferencia entre lo pagado o lo invertido en una sociedad (costo tributario) y el patrimonio de esa firma para efectos de impuestos.

«A partir de 2016, cuando las empresas compradoras absorban a las empresas compradas podrán llevar a cabo un proceso de revalorización de activos, pero solo hasta su valor de mercado. En términos generales, en el mediano plazo, esto debiera resultar en reconocer el goodwill como un gasto tributario (pérdida). Sin embargo, la parte del goodwill que exceda el valor de mercado, en términos generales, no podrá reconocerse como gasto jamás y aumentará el gasto de patente de las empresas», explica la experta.

[Libre competencia: umbrales para control de fusiones se dictarán vía reglamento]

Hasta este año, las empresas pueden amortizar el pago del goodwill tributario hasta en 10 años, pero ello no va a ocurrir en las operaciones de fusiones y adquisiciones que se anuncien a partir del próximo año.

Según Navarrete, la nueva modalidad para cubrir el goodwill tributario agrega un pago adicional para estas transacciones en hasta 15% real.

Las empresas que tendrían un mayor goodwill serían las que son menos intensivas en activos fijo; esto es, las de servicios, intermediarias o algunas firmas financieras.

«Algunos inversionistas que sí modelan el valor del beneficio del goodwill , en algunos casos en el futuro, deberán optar por pagar menores precios o conformarse con retornos más modestos. En un caso extremo, en 2015, un inversionista que tomara en cuenta esta variable, por este solo concepto pudiera querer pagar 22,5% menos. Sin embargo este efecto debiera contrarrestarse con la fuerza negociadora del vendedor que debiera intentar empujar los precios al alza, considerando que el aumento de la tasa de impuestos le dejará menos fondos líquidos de los cuales disponer», indica.

[Fusión Enersis-Endesa: cómo y por qué hacer la operación de la cual todos hablan]

Navarrete señala que este escenario no desacelerará la actividad de fusiones y adquisiciones, pero dice que sí debe ser tomado en cuenta por los inversionistas para no tener sorpresas a la hora de concretar estas operaciones.