Alrededor de 200 empresarios, representantes del Gobierno y académicos abordarán entre el jueves 11 de diciembre y el viernes 12 “los desafíos actuales y futuros en los negocios y en la creación de políticas transversales en seis sectores industriales”.

En el marco del ‘Foro de Liderazgo Económico’ que se celebra en Santiago, autoridades de ambos países delinerarán la dirección futura de las relaciones entre Australia y Chile. En ese sentido, desde la web del encuentro se destacan los sectores:

Energía. El incremento en la demanda energética “indican una creciente necesidad de inversión para generar una mayor capacidad”. La sesión abordará temas como la atracción de inversiones, los incentivos al involucramiento con las comunidades, el rol del gas licuado y del gas natural en la matriz, la promoción de la eficiencia energética o diversificación de fuentes de energía.

Agua. En este sentido, el enfoque del panel se entenderá bajo la premisa de que Chile y Australia enfrentan “desafíos similares” respecto al manejo de recursos hídricos. El ámbito dará lugar a que los participantes compartan experiencias sobre regulación de mercados del agua y manejo de cuencas.

Minería. Como otro punto en común entre ambos países surge el sector minero. Después del “boom de la minería a nivel mundial”, los organizadores plantean que las decisiones de ambos países deben: hacer frente a una demanda global más moderada, menores leyes de mineral y la necesidad de aumentar la productividad, lo que pasa por estudiar “nuevas oportunidades de cooperación en innovación para mejorar la productividad y la seguridad”.

Fondos financieros. Los sistemas de fondos de pensión de Australia y Chile “son reconocidos internacionalmente como modelos para aquellos países que enfrentan el desafío del envejecimiento de la población”. Por ello, el encuentro también tendrá un panel para intercambiar visiones sobre el sector. “El desafío es crear un ambiente conducente a la inversión doméstica con fondos tanto públicos como privados”, explica la web del organizador.

Transporte. Pese a estar separados por el Océano Pacífico Sur, tanto Australia como Chile “dependen fuertemente del sector del transporte y la logística para mantener activa la relación de comercio bilateral”. En ese sentido, los sistemas de transporte son una piedra angular de cualquier actividad económica, por lo que ambos gobiernos se enfocan en promover el desarrollo de cadenas de suministro y en mejorar los flujos.

Educación. El área es una de las más importantes entre ambos países, y el modelo australiano sería ejemplo para el chileno. En ese sentido, el foro quiere analizar la cuestión cómo una importante inversión en capital humano y ciencia. “Debatirán acerca de las maneras en que Chile y Australia pueden profundizar aún más su colaboración en educación y capacitación”.