(El Mercurio) Si el mercado del petróleo venía atravesando una fuerte inestabilidad a lo largo del 2014, la reunión ordinaria celebrada por los países de la OPEP hace dos semanas -donde se decidió no recortar la producción de crudo para el 2015- terminó por dilapidar los precios del “oro negro” en el mercado internacional. Pero eso no es todo, el pesimismo parece haberse instalado en el mercado y los principales bancos internacionales ya recortan sus previsiones de precios para el corto y mediano plazo, ante una posible sobreproducción de crudo.

Ayer fue el turno de Morgan Stanley y JP Morgan. La primera institución señala que en el peor de los escenarios el precio del petróleo podría ceder hasta los US$ 43 el barril en el segundo trimestre del 2015. Sin embargo, estima que hacia el cierre del año el petróleo Brent subiría su cotización y podría alcanzar los US$ 70 el barril.

JP Morgan, en tanto, estima recortes más moderados y considera que el oro negro se ubicará en torno a los US$ 70 el barril hacia el primer trimestre del 2015. Y agrega que aunque la próxima reunión de la OPEP no se producirá hasta junio de 2015, sus miembros podrían intentar alcanzar un acuerdo en negociaciones informales.

Ayer, el petróleo volvió a caer. El barril del WTI cedió 4,24% hasta alcanzar los US$ 63,05, su mínimo de cierre desde el 29 de julio de 2009.

Mientras tanto, el petróleo Brent también cayó un 4,17% hasta cotizar a US$ 66,19 el barril. Es su nivel más bajo de cierre desde el 28 de septiembre de 2009, cuando terminó en US$ 65,88.

US$ 63,05 fue la cotización de ayer del barril de WTI al cierre de la jornada. Este es su menor valor desde el año 2009.