(La Tercera) También piden que los ejecutivos conozcan el proyecto y sean transparentes a la hora de informar lo que ocurre con la empresa. Así lo reflejó el estudio “Percepciones de la comunidad sobre las empresas del rubro energético”, realizado por la Universidad del Desarrollo.

Las académicas e investigadoras Mariela Oyarzo y Ximena Martínez, efectuaron encuestas a habitantes de comunidades cercanas a proyectos energéticos emplazados o en vías de instalación en las regiones del Biobío y Aysén.

Los resultados del estudio grafican que las comunidades asumen que existe una relación bidireccional con las empresas, sin embargo estas apuestan por una fuerte interacción comunicativa con los titulares de los proyectos, que mejore los diálogos. Lo anterior les permitiría mantener una participación real dentro de las iniciativas energéticas, y no simbólica, como hoy lo perciben.

“Creo que las empresas están fallando porque se están cerrando oportunidades para el país y no quieren mirar a la comunidad como es realmente”, dijo Oyarzo. Agregó que en el empresariado existe una visión errada sobre la instalación de proyectos en sus territorios, puesto que “todavía creen que le están haciendo un favor a la comunidad, y no es así”.

Tensión

El estudio identifica, además, elementos de tensión que generan conflictos entre la empresa y la comunidad. Hermetismo en la información relativa al proyecto, y negativa a la hora de reconocer posible contaminación en sus procesos, son algunos de los factores.

El documento, que será presentado hoy en la UDD, entrega recomendaciones a las firmas para poder tener una mejor relación con las comunidades, como el hecho de generar desde un comienzo un plan de relaciones e instancias consultivas reales.