(La Tercera) Una presentación ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) planean realizar esta semana los disputados Daniel Farcas (PPD) y Gabriel Silber (DC), junto a la Asociación de Consumidores y Usuarios, Conadecus. ¿El objetivo? Investigar acerca de la mayor rentabilidad que logró Metrogas durante los últimos dos años. Según un estudio que encargó la Comisión Nacional de Energía (CNE), la mayor distribuidora de gas natural del país logró el año pasado una rentabilidad de 11,4% para 2012 y de 16,9% el 2013, por sobre el límite de 11% de tasa máxima de retorno estipulada por ley.

Para los diputados, la compañía es un “monopolio que no está regulado como tal”. Por eso esperan que el TDLC investigue esta situación, ya que estiman que la regulación actual no es suficiente y que a la compañía no se le trata como un “monopolio natural”.

Una situación que agrava el escenario, explica Farcas, es la compra de CGE, accionista de Metrogas, por parte de la española Gas Natural Fenosa. “El problema es, ¿por qué se vende una empresa que está regulada, con una rentabilidad que no es permitida? Es una cifra que debe ser analizada por el TDLC”, señala.

Paralelo al trabajo que pueda realizar el tribunal económico, los diputados sostendrán este martes una reunión con el ministro de Energía, Máximo Pacheco, para saber la visión del Ejecutivo al respecto y conocer si la autoridad patrocinará un proyecto de ley que fue presentado por los parlamentarios el miércoles pasado. “Además, queremos ver si va a asistir al TDLC para poder apoyarlo”, adelanta el diputado.

Los parlamentarios, además, están evaluando la creación de una comisión investigadora.

En la arista más social, Farcas y Silber, junto a la Conadecus, además están preparando una demanda colectiva, con el fin de proteger a los consumidores que fueron posiblemente afectados por cuentas de gas abultadas. Según explica Conadecus, la medida sería concretada una vez que la controversia entre el estudio que hizo la CNE y los que tiene la propia empresa se resuelvan a través del TDLC.

“Nos parece que el sobreprecio que tiene que haber cobrado Metrogas para tener una rentabilidad de casi siete puntos adicionales, es, a lo menos, un 20% a 30% adicional”, explica Farcas.