(La Segunda) Supongamos que usted es vecino de la comuna de Vitacura y que se ha planteado, seriamente, cambiar su proveedor de suministro eléctrico por energía solar. Sin embargo, no tiene información de si es factible tal cambio o de cuánto le costará.

Pensando en ello, la municipalidad lanzó un ‘Mapa Solar’ que dará respuesta a esas inquietudes.

En concreto se trata de una plataforma web (disponible en la dirección www.vitacura/mapasolar) que entrega información sobre la radiación solar de cada propiedad de la comuna, los niveles de generación de energía eléctrica de acuerdo a la capacidad que tiene la propiedad, una estimación de cuánto costaría la inversión a realizar y, quizás lo más importante, el tiempo de retorno de esa inversión.

Un ejemplo: para una casa de un piso, de 240 metros cuadrados, ubicada en un pasaje escondido de la comuna (calle Padre Román a la altura del 4500) la inversión para instalar energía solar le costaría $18.888.000.

Según esta herramienta, los habitantes de ese hogar se demorarían cerca de 15 años en recuperar la inversión. Es decir, en ese lapso de tiempo deberían pagar algo más de $100 mil mensuales por el cambio de tecnología.

Eso sí, desde el municipio se advierte que los valores indicados son estimativos, y que deberán validarse, finalmente, con el proveedor final que el propietario decida contratar.

Como en Washington

La plataforma es la respuesta a un estudio sobre «Eficiencia Energética» en la comuna que fue realizado por Fundación Chile a pedido de la municipalidad y que arrojó dos conclusiones: Vitacura es uno de los lugares con más radiación solar en Santiago y si se ocupara masivamente ese potencial solar, se podría abastecer -aproximadamente- el 60% de la demanda de electricidad que requiere la zona.

El alcalde, Raúl Torrealba, señala que esta herramienta web «como acá no podemos tener una planta solar ni a carbón ni de energía nuclear, decidimos iniciar los estudios de la capacidad solar que tienen los techos de la comuna, tal como se ha hecho en lugares como Washington, Boston o Cambridge, de tal manera que los vecinos puedan analizar, descubrir y utilizar sus recursos naturales. En ese sentido somos los primeros en Latinoamérica en tener este sistema».

Hoy, de acuerdo al jefe comunal, la utilización de energía solar en Vitacura es casi nula. Pero ya está el proyecto de suministrar, en el mediano plazo, ese tipo energía a los edificios públicos y colegios municipales para «predicar con el ejemplo».

«No tenemos estimaciones de cuánta gente se pueda cambiar a la energía solar. Este mapa es el puntapié inicial que estamos dando: las tecnologías se van perfeccionando y lo que estamos haciendo es entregar la información para que los vecinos puedan investigar qué es lo que más les conviene», agrega Torrealba.

Proyectando el futuro, el alcalde señala que la generación solar no sólo podría beneficiar el consumo personal del vecino. «De acuerdo a las nuevas leyes que han generado las autoridades del Ministerio de Energía, si una persona no gasta toda la energía eléctrica que es capaz de producir, la puede ‘integrar’ a la red para que otros la ocupen y recibir por ello un pago», finaliza.