(Diario Financiero) Desde que en 2006 comenzó a operar el actual sistema de licitaciones de suministro eléctrico para clientes regulados, entre ellos los residenciales, los precios adjudicados en los contratos de las generadoras han seguido subiendo, alejándose del plan de la autoridad, que buscaba dar estabilidad a este ítem.

En las primeras subastas, que reemplazaron a las dos fijaciones anuales de precio nudo (abril y octubre), el precio promedio de adjudicación para Colbún, Endesa, AES Gener y Guacolda fue 
US$ 52,7 por MWh. A marzo de este año y según datos de la Comisión Nacional de Energía (CNE), estos contratos habían ascendido a una media de US$ 67,8 por MWh. Este 28,65% de aumento responde sólo al efecto de las fórmulas de indexación contenidas en los contratos.

Las mayores alzas están en acuerdos firmados en 2006 por AES Gener que subieron 65,3%; Colbún, con un 48,5% más; Gualcolda con 36,8% de incremento, y Endesa Chile con un aumento de 15,7%.

Asimismo, sólo dos contratos de un total de 25 adjudicados, registran precios más bajos que el ofertado.

Las bases de licitación contemplan el uso de seis indexadores para actualizar los precios. Todos ellos han sufrido fuertes alzas. Entre ellos está el precio de paridad mensual del petróleo diesel, del combustible industrial Fuel Oil N°6, del carbón, del crudo Brent, del índice Henry Hub (precios del GNL) y CPI (inflación) de Estados Unidos.

El uso de estos indexadores, dicen fuentes de gobierno, incentiva a las generadoras a ofrecer precios bajos para adjudicarse los contratos, apoyados en una fórmula que en el futuro les asegure incrementos constantes, los cuales inciden directamente en las tarifas de los clientes residenciales.

En el proyecto de ley que cambia las licitaciones el gobierno redefinirá los indexadores que pueden usar las generadoras para restringir este tipo de alzas. Además, a diferencia de ahora en que se adjudica considerando sólo el precio ofrecido, será obligación considerar las fórmulas de indexación, que deberán estar en relación con el mix de generación de cada eléctrica. También se establecería una revisión periódica de la evolución de los precios.