(Pulso) De industria emergente a un sector que ya tiene 1.700 MW de capacidad instalada -equivalente a entre tres y cinco plantas a carbón-, y otros 800 MW en construcción. La industria de Energías Renovables No Convencionales (ERNC) ha dado un salto enorme en Chile en los últimos años y ya no sólo se ocupa de aprobar proyectos sino también de materializarlos y comercializar su energía.

Ello impone desafíos nuevos para la industria. El primero, pasar a constituirse en un agente más en el mercado eléctrico, buscando clientes y gestionando su energía. El segundo, configurar un equipo de ejecutivos avezados que asuman las nuevas responsabilidades en este sector en expansión. Uno ellos es Alfredo Solar, ex gerente general de Acciona y quien desde ahora encabeza SunEdison, líder global en energía solar que en Chile ha firmado contratos con empresas como CAP y Los Pelambres. ¿El objetivo? Liderar la industria en Chile mediante un agresivo plan que considera incorporar unos 1.000 MW.

¿Cuáles serán los principales desafíos de su gestión en SunEdison?

Después de haber estado doce años en una compañía se ha cumplido una etapa y en SunEdison hay muchísimos desafíos. Esta es una compañía dinámica, muy flexible, con un muy buen conocimiento del mercado y que tiene un plan de crecimiento agresivo, por lo tanto, el desafío es poder alcanzar una fracción representativa de la energía solar en Chile.

¿Cuál es el objetivo en términos de mercado?, ¿competir con los grandes?, ¿liderar el segmento fotovoltaico?

Absolutamente, SunEdison es una compañía líder a nivel mundial en energía solar fotovoltaica y la compañía se quiere mantener como líder del mercado y, por lo tanto, va a hacer sus mejores esfuerzos por crecer en este sector.

¿Dónde hay más oportunidades de crecimiento?

En el negocio de la energía solar en Chile está todo por hacer, es un sector que está recién partiendo y, por lo tanto, hay potencial para crecer en todos los niveles: en plantas conectadas a la red, SIC o SING, y también en los segmentos industrial y residencial.

Hemos visto proyectos ligados a la gran minería. ¿Cómo ha sido entrar en ese segmento?

Los clientes mineros han sido los que han estado en una posición de mayor urgencia de demanda energética, ya que no han podido ser abastecidos por las energías convencionales y son los primeros que han decidido incorporar energías renovables y se han atrevido a firmar contratos. Por eso SunEdison ha podido firmar ya dos contratos emblemáticos, con CAP Minería y con Los Pelambres.

¿Cómo es Chile como mercado para SunEdison, pensando que no hay subsidios y que entran a competir con las demás tecnologías?

Chile tiene muchos factores que lo hacen un mercado competitivo: tiene estabilidad política, regulatoria, un recurso solar muy interesante y tiene la demanda de muchos clientes de primer nivel mundial, como las empresas mineras y las distribuidoras. Entonces, se dan las condiciones de mercado para que las energías renovables puedan desarrollarse sin requerir subsidios de ningún tipo. Empresas como la nuestra se sienten muy confortables invirtiendo en este negocio y en Chile.

Cuando el gobierno dice que quiere llegar a precios de licitaciones bajo US$100 por MWh, ¿las centrales solares pueden entrar?

Creemos que las ERNC pueden aportar a cumplir con las metas del gobierno. Éstas despachan a costo marginal cero, por lo que siempre están bajando el costo marginal promedio del sistema. Y por otro lado están presentando nueva oferta y nuevos oferentes, haciendo más competitivo el mercado. Por ello creemos que las ERNC son un elemento diferenciador y van a aportar a que el mercado sea competitivo y a la baja.

¿Cómo ve las condiciones regulatorias para el desarrollo de esta industria?

Esa es una pregunta de respuesta larga y compleja, y ahí hay distintos escenarios. Lo primero que hay que decir es que se observa una voluntad política de que las energías renovables penetren en el mercado chileno y eso se pone de manifiesto en la Agenda Energética de este gobierno y en la ley 20-25, que son los dos elementos más claros de apoyo a las energías renovables en Chile. Después de eso, yo diría que está el segmento de los clientes regulados, donde la autoridad también está dando una señal de apoyo a las ERNC, buscando flexibilizar las bases de licitación de distribuidoras para que puedan participar las ERNC y en particular la energía solar. Eso a través de bloques horarios que se ajusten mejor a las horas en las que están presentes los recursos y, por lo tanto, estas energías pueda participar con menos riesgo en esa licitación. Entre los desafíos pendientes está sin duda la transmisión.

¿Existe un entendimiento cabal de cómo se van a insertar las ERNC dentro del sistema eléctrico, o aún hay mucho mito?

Los mitos se han ido despejando. Hace tres o cuatro años se cuestionaba a la energía solar por ser cara, pero empresas como SunEdison han demostrado que la energía solar es barata y puede ser más competitiva que otras fuentes energéticas para la firma de los contratos. Entonces, el tema precio es un mito que ya se ha superado totalmente.

¿Tienen algún objetivo en términos de capacidad instalada?

Formalmente no. El objetivo es que queremos ocupar un lugar relevante en la matriz energética chilena. Nos gustaría llegar a tener 1 GW de capacidad instalada.

¿Les interesa participar en licitaciones para clientes regulados de largo plazo?

Definitivamente sí. Nosotros tenemos una cartera de proyectos importante y estamos enfocados en llegar a los clientes y los regulados son más o menos la mitad del mercado en Chile. Por lo tanto, no se puede plantear un crecimiento orgánico sin acceder hacia este segmento. Dado que la autoridad ha reconocido la necesidad de adaptar las bases de licitación de distribuidoras, flexibilizando algunos aspectos para que los riesgos de estas energías sean equivalentes o comparables a los de otras fuentes energéticas, nosotros vamos a participar con una alta probabilidad.