(Pulso) Por ahora, desde el Ministerio del Trabajo descartan que exista una moderación de las temáticas a reformar en la agenda laboral del gobierno, peses a la profunda desaceleración que está sufriendo la economía del país.

De hecho la ministra del Trabajo, Javiera Blanco, durante la inauguración del Salón Pyme 2014 aseguró que “nosotros tenemos un acuerdo y un mandato, vamos a avanzar en nuestra agenda laboral en el último cuatrimestre del año”.

En este sentido, la secretaria de Estado adelantó que la reforma ya está tomando cuerpo,  dado el trabajo que están realizando con la Central Unitaria de Trabajadores (CUT). Además anunció que en las próximas semanas se reunirá con gremios de las Pymes y empresariales para dialogar respecto a las propuestas que sepresentarán en el Congreso.

Asimismo y durante el trabajo que están realizando los asesores del ministerio y la CUT en la construcción de la iniciativa, ya se han definido algunas metas a cumplir respecto a la tramitación de la reforma en el Parlamento.

Fuentes ligadas al proceso aseguraron que se estableció como objetivo ingresar  el proyecto de ley al Congreso la última semana de octubre. Sin embargo, señalan que esto dependerá de la tramitación que siga la reforma tributaria, ya que el mandato desde La Moneda ha sido “no contaminar la discusión legislativa de las reformas”.

El ingreso de la iniciativa laboral será antecedido de diálogos regionales patrocinados por el ministerio del Trabajo, con el objetivo de socializar cada una de las materias que contendrá el proyecto de ley,  enfocadas en pilares como el fortalecimiento de la negociación colectiva, la titularidad sindical y el fin al reemplazo en huelga.

Paralelo al trabajo del gobierno, desde la CUT también realizarán visitas a las regiones del país para presentar los puntos que la multisindical defenderá en el proceso de discusión legislativa.

Entre éstos se encuentra la modificación del artículo 161 del Código del Trabajo, que permite los despidos por necesidad de la empresa; terminar con las empresas estratégicas y su imposibilidad de realizar huelga; y reducir el período máximo de extensión de la negociación colectiva con tope de 24 meses, entre otros.

En esta misma línea, en el ministerio se habría definido que la iniciativa ingresaría con urgencia simple al Parlamento, con la idea de que pueda ser despachada durante el primer semestre de 2015 e implementada a más tardar durante la segunda parte del próximo año.

Según destacan dichas fuentes, el espíritu del gobierno es cumplir con el compromiso adquirido con la CUT, y establecer esta reforma como un aporte a la productividad total como consecuencia del equilibrio que habrá entre empleador y trabajador, y las condiciones para llegar a acuerdos anticipadamente.

Mesa de trabajo

Desde un comienzo, la ministra del Trabajo definió a la CUT como un actor preferente en  este debate. Por lo mismo, se constituyó un equipo de trabajo entre los asesores del ministerio e integrantes de la multisindical para ir detallando cada una de las nueve temáticas que contemplará la reforma.

En estas reuniones – se han desarrollado 4 aproximadamente- se han analizado ocho de los nueve titulares, quedando pendiente el referente a la ampliación de temáticas en la negociación colectiva.

Durante las primeras semanas de septiembre esta mesa tendría redactado un borrador del proyecto, que se utilizará para los diálogos regionales.