(La Tercera) Desde su lanzamiento en mayo de este año, el Gobierno ha guiado de manera interna el trabajo para diseñar los instrumentos que le permitan concretar su Agenda de Productividad, Innovación y Crecimiento.

El proceso no ha estado exento de críticas, provenientes principalmente del sector privado, que no quedó del todo conforme con los planteamientos del documento, calificándolos de insuficientes. A esto se suman cuestionamientos relativos a un excesivo énfasis del Ejecutivo en su agenda legislativa en materias tributaria y educacional, en contraste con la poca atención al impulso de la productividad y el crecimiento, especialmente en un contexto de fuerte desaceleración económica.

Así las cosas, el gobierno busca abrir ahora la discusión sobre la agenda al sector privado, a través de los denominados Diálogos de Productividad.

El ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, liderará hoy la primera reunión de la instancia, jornada en la que participará junto a la ministra de Minería, Aurora Williams; el presidente ejecutivo de Antofagasta plc, Jean Paul Luksic; además de María Eliana Arntz, coordinadora del Programa Conjunto de Pueblos Indígenas de la Oficina del PNUD en Chile, y Servet Martínez, científico y vicepresidente del Consejo Nacional de Innovación. Además, participan en la Comisión Minería y Desarrollo de Chile de los Diálogos de Productividad, el presidente de Minera Escondida, Edgar Basto; el presidente de Anglo American, Hennie Faul; el presidente del directorio de Codelco, Oscar Landerretche; el ex ministro de Economía Juan Andrés Fontaine y el ex Presidente Ricardo Lagos, entre otros.

Más adelante se realizará un nuevo encuentro, esta vez relacionado con el sector logístico. La idea es que en un plazo de entre dos a tres meses, todos los encuentros que se realicen bajo esta modalidad confluyan en un documento que identifique las acciones que pudieran abordarse en el marco de los instrumentos de la agenda, tales como inversiones, investigación, joint ventures, coordinación, capacitación, entre otros.

El ministro Céspedes comentó que “en general, hemos tenido una muy positiva y entusiasta recepción, que atribuyo a un interés muy transversal por trabajar en forma mancomunada para identificar brechas de productividad y acordar fórmulas que permitan seguir asegurando el potencial minero de nuestro país”.