Diversos actores del sector energético -entre ellos, la subsecretaria de Energía, Jimena Jara, y el jefe de la División de Eficiencia Energética del Ministerio de Energía, Ignacio Santelices- fueron convocados por la Asociación Nacional de Empresas de Eficiencia Energética (Anesco) para presentar los objetivos de la industria en EE para 2020.

En la ocasión, también se exhibió el trabajo de fortalecimiento gremial de la asociación, desarrollado con el apoyo del Servicio de Cooperación Técnica (Sercotec), para promover la eficiencia energética y la experiencia de los 29 socios de la institución, todos de diferentes áreas y de una amplia gama de especialidades, como auditoría, academia, empresas de ingeniería, proveedores de tecnología eficiente, distribuidores de energía, entre otros.

Fernando Araya, presidente de Anesco, repasó los orígenes y evolución de la asociación, para luego hacer una invitación a sumarse a la eficiencia energética. “Hoy en día debe existir la voluntad en las organizaciones, haciéndose cargo de la optimización de sus recursos, logrando realizar sus procesos productivos a un menor costo energético. Esto será el claro reflejo de una conciencia hacia la EE y el cuidado del medio ambiente, ese es el camino a seguir”.

Por su parte, Bernardo Troncoso, gerente general de Sercotec, afirmó que dicha institución va a implementar una alianza con Corfo, para certificaciones de eficiencia energética y dar apoyo para avanzar en el tema desde 2015.
Luego, Mónica Gazmuri, gerente general de Anesco, presentó el plan de fortalecimiento de la organización, que incluyó una síntesis de los datos de todos los socios, un registro de casos, renovación del sitio web, generación de contenidos para el newsletter mensual y material on line para prensa, entre otros.

Anesco tiene como objetivo principal promover el desarrollo del mercado de la EE, promover la incorporación del concepto de gestión de la energía como parte de las empresas y es la primera en desarrollar los contratos por desempeño e impulsar el modelo ESCO (Energy Services Companies) en Chile, que permite pagar las inversiones con los ahorros de energía logrados. En el país ya se han realizado proyectos de este tipo, tanto en el sector público como privado.