(Estrategia) Considerado como un proyecto “fuerte”, el presentado este martes por el Gobierno para reformular el actual sistema de licitaciones eléctricas, es lo que concluyeron distintos expertos del área. Sin embargo, advirtieron que el punto que vendrá a regular los suministros sin contrato generará discusión dentro de las empresas.

Otro valor de esta iniciativa gubernamental es que fomentará, en teoría, la competencia y, por lo tanto, disminuir los precios de la energía para la próxima década. De esta forma, se permitiría la entrada de otros players al mercado de generación nacional.
Para el gerente de la Consultora Energética, Rodrigo Fernández, estimó que “habrá un poco de discusión por parte de las generadoras o lobby es lo relacionado con el tratamiento de los clientes sin contrato. Otro de los temas importantes de la modificación, ya que hoy día no hay una normativa clara que establezca de cómo se van a suministrar los contratos”.

Argumentó que “ahora las generadoras van a tener que suministrar este contrato aprobando sus inversiones por áreas y lo que se les va a pagar de vuelta por esas inyecciones, con el precio nudo de corto plazo, con lo que se evitaría las pérdidas operativas”.

A su vez, el gerente general de Valgesta Energía, Ramón Galaz, profundizó sobre los suministros que no tienen contratos. “En ese sentido, la regulación establece que la responsabilidad recae en los generadores y se define un precio de transacción claro y preciso. Ahora este aspecto, probablemente, pueda tener opiniones divididas en el mercado. Independiente que hay o no discrepancias, lo importante es que se regulará”, sentenció.

En tanto, el gerente general de consultora Antuko, Fernando Cubillos, destacó otra arista de este proyecto. “No queda claro el mecanismo por el cual se incentivará la participación de renovables en las licitaciones. No hay ninguna mención expresa para bloques de ese tipo”. Sin embargo, destacó que “se hace cargo adecuadamente de problemas de congestión de transmisión existentes, que permitirá no traspasarle ese riesgo a los generadores, sino que puedan ser traspasados a precio, incentivando por lo tanto la participación de más oferentes”.