Un novedoso seguro que protege el flujo de caja de los proyectos energéticos opera desde hace un año en el país, llamando la atención de los actores del mercado. Ya se registran más de 100 iniciativas que han consultado para utilizar el instrumento financiero, especialmente dentro del sector de las ERNC.

Carlos Vallejos, gerente técnico de la compañía intermediadora de seguros Marsh, explica a Revista ELECTRICIDAD que el seguro “PPA sintético” -proveniente de la sigla en inglés Power Purchase Agreement- es un apoyo al desarrollo de proyectos de energías renovables, al facilitar el financiamiento de las obras.

“El problema es que hay ocasiones en que el banco no presta dinero cuando el desarrollador no cuenta con un PPA, ya que al tratarse de energías intermitentes, es muy difícil que obtenga un contrato de suministro eléctrico, lo que hace inviable al proyecto”, plantea el ejecutivo.

Por tal motivo, Marsh trajo al país este tipo de seguro que se utiliza en Estados Unidos, con el objetivo de que sea una herramienta que cubra “el flujo de caja negativo que puede tener un proyecto si se derrumba el precio spot”.

“Un generador eléctrico puede optar a tres posibilidades de vender su energía; uno con PPA, otra al mercado spot y la tercera una combinación de ambas. Al no tener PPA la única opción que le queda al desarrollador es vender su energía al mercado spot. Si el precio promedio del año en el punto de inyección está bajo cierto nivel, su resultado podría ser negativo. Es justamente este resultado negativo de flujos del proyecto lo que protege este instrumento financiero que es un buen mitigador de riesgo”, precisa Vallejos.

También es aplicable a generadores existentes que desean evaluar su transformación de PPA convencional a merchant.