(El Mercurio) Una indicación introducida el lunes por el Gobierno al proyecto de “ley corta” que modifica el Código del Trabajo y que regula la jornada laboral de los trabajadores portuarios, provocó ayer la reacción inmediata de un sector de los estibadores del país agrupados en la Unión Portuaria. Estos iniciaron ayer un paro indefinido de actividades. La iniciativa en cuestión establece el derecho de estos trabajadores a media hora de colación por turno.

La paralización está afectando a los puertos de Iquique, Chañaral, Caldera, Huasco, San Antonio, San Vicente, Lirquén, Coronel, Puerto Montt y Punta Arenas. El presidente de Unión Portuaria, Sergio Vargas, señaló que la indicación del Ejecutivo cambia los acuerdos que se habían alcanzado tras la última huelga, ya que si bien reconoce la media hora de colación, “relativiza su carácter de derecho de los trabajadores”.

La propuesta del Gobierno sobre la media hora de colación señala: “El descanso deberá otorgarse simultánea o alternadamente a todos los trabajadores, resguardando la seguridad de las faenas y de quienes trabajan en ellas. Los empleadores deberán concordar cualquiera de estas modalidades con las organizaciones representativas de los trabajadores a quienes afecte”.

Según dirigentes de los operarios en paro, lo anterior privilegia la faena y “deja la puerta abierta para que se contraten trabajadores de reemplazo”.

No obstante, la indicación fue respaldada por la Confederación de Trabajadores Portuarios de Chile, Cotraporchi, que dirige Sergio Baeza y que reúne a trabajadores de Arica, Antofagasta, Coquimbo, Valparaíso y Talcahuano. “Nosotros queremos métodos de relevo para almorzar tal como se hace en otras fábricas”, dijo el secretario del sindicato de Empleadores de Bahía del Puerto de Coquimbo, Oscar Trigo, quien agregó que los sindicatos de esta terminal optarán por negociar la media hora con el empleador.

La ministra del Trabajo y Previsión Social, Javiera Blanco, dijo que el Gobierno explicará con mayor detalle la indicación a los trabajadores y que confía en que se depondrá el paro. El proyecto de ley, ya aprobado en general, y visto en comisiones, será votado hoy en la sala de la Cámara de Diputados, pues está para “discusión inmediata”.