(La Tercera) Para ello, el gobierno y la Ocde realizarán un estudio sobre la coherencia y eficiencia del sistema regulatorio de nuestro país, lo que incluirá un intercambio de información entre el organismo internacional y las distintas organizaciones y reparticiones públicas involucradas. “

Esto permitirá identificar los principales problemas que enfrenta el sistema regulatorio en Chile y proponer alternativas de política pública necesarias para superarlos”, señaló la cartera en un comunicado.

Además, considerando las propuestas del sector privado, el Ejecutivo determinará tres sectores o asuntos regulatorios que se analizarán para determinar si el proceso regulatorio potencia o impide la eficiencia de las políticas públicas.