Este martes el Gobierno ingresó a la Cámara de Diputados el proyecto que perfecciona y actualiza la Ley 20.402, de 2009, que creó el Ministerio de Energía, con miras a establecer una Secretaría Regional Ministerial en cada una de las regiones del país.

En el texto se señala que junto con la creación de las nueve oficinas (que se sumarían a las seis que existen actualmente), se entrega una autorización para adecuar la dotación de personal y la planta (se aumentaría en hasta 60 cupos en 2014) y se determina la creación de los cargos de los nuevos secretarios regionales. Además, se incorporan al Ministerio dos jefes de División.

Asimismo, la propuesta avanza en consagrar en la Ley del Ministerio la participación y el diálogo ciudadano. Específicamente, se agrega dentro de las funciones de la cartera la tarea de “fomentar y facilitar la participación de personas naturales o jurídicas, con o sin fines de lucro, en la formulación de políticas, planes y normas, en materias de competencia del Ministerio, sin perjuicio de las obligaciones dispuestas por la Ley 20.500, sobre asociaciones y participación ciudadana en la gestión pública”.

La iniciativa también fija un nuevo artículo 1° que recalca que “el Ministerio de Energía es el órgano superior de colaboración del Presidente de la República en las funciones de gobierno y administración del sector energía” y determina que dentro de sus labores está la de capacitar y fomentar la capacitación y actualización técnica de los funcionarios de los órganos de la Administración del Estado y a particulares, en materias relacionadas con sus funciones.

Finalmente, entre otros puntos, se permite que funcionarios a contrata puedan ejercer facultades directivas en los distintos servicios del sector y se define como norma transitoria la posibilidad de determinar el orden de subrogación.