(Pulso) La recuperación estadounidense y un leve repunte de la economía europea y china marcarán el segundo semestre del año y sostendrán altos los precios de metales como el níquel, el oro y el petróleo. Esa es la proyección de la vicepresidenta de commodities de Scotiabank, Patricia Mohr.

Para el petróleo, los riesgos de suministro por las tensiones geopolíticas entre Rusia y Ucrania y los continuos cortes en Libia mantendrán los precios internacionales del crudo en torno a US$100 el barril. En cuanto al oro, los precios parecen estar consolidándose en US$1.275-US$1.385 la onza, después de haber tocado fondo en junio de 2013, con US$ 1.180 la onza. ¿La razón? “El menor ritmo de las inyecciones de liquidez de la Reserva Federal en 2014 y su probable retiro gradual en 2015, a medida que repunta la economía de EEUU, mantendrá el interés de los inversionistas en el oro”, afirma Mohr, así como también fortalecerá el  dólar y al mercado de valores estadounidense en los próximos seis meses.

¿Y el cobre? Después de caer a US$ 2,92 por libra a mediados de marzo, por la preocupación ante la desaceleración de la economía china, los precios del cobre se recuperaron a US$ 3,02 en abril y US$3,18 a fines de mayo. A pesar de que el gigante asiático ya no crece a las tasas de antes y que está cambiando el foco desde la inversión al consumo doméstico, Mohr asegura que la demanda por el metal rojo seguirá fuerte. “China compró 200.000 toneladas de cobre en el primer trimestre y tiene un mandato para comprar otros 100.000-300.000 toneladas; creemos que los precios están cerca de  tocar su fondo cíclico” sostiene.

¿Qué factores marcarán el segundo semestre para los precios de los commodities?

La economía de EEUU va a repuntar, ya que la razón del mal desempeño en el primer trimestre fue el mal tiempo, por lo que esperamos una recuperación en el segundo trimestre. Las condiciones del empleo han repuntado recientemente en EEUU y creemos que los consumidores ya han pagado las deudas y están en una mejor posición; de hecho, las ventas de autos han mejorado. También esperamos un repunte del sector inmobiliario. Respecto a Europa, esperamos una débil recuperación.

¿Y para China?

Creemos que el PIB de China posiblemente será más alto enel segundo trimestre que en el primero.

¿Cuál es su proyección para el precio del cobre, considerando la desaceleración de China en relación a años anteriores?

Proyectamos que el precio del cobre estará en US$3,14 la libra para este año, un precio menor que en 2013, cuando el promedio fue de US$3,32 la libra, y estimamos que será de US$ 3,00 para el próximo. No es tan bueno como el año pasado, pero sigue siendo rentable.  Hay una creciente oferta minera en el mundo.

¿Qué esperan de la demanda de China por el metal rojo?

Si bien el crecimiento económico de China es más lento, el consumo de cobre de ese país sigue siendo fuerte y no esperamos una fuerte desaceleración en la demanda este año, por la sustanciosa inversión en redes eléctricas y trenes de alta velocidad, para los que el uso del cobre es intenso. El consumo de China de cobre crecerá sobre el 9% en 2014 y espero que disminuya en 2015.

Dada la amenaza en que está el suministro de petróleo ruso a Europa, ¿cuáles son sus proyecciones para el petróleo?

Espero que los precios del petróleo Brent promedien alrededor de US$108 por barril (Brent) en 2014 y 2015. Espero que los precios se mantengan relativamente fuertes debido a los riesgos geopolíticos de suministro, pero que estén mayormente planos. No espero que los precios se muevan hacia abajo, pero tampoco que se muevan hacia arriba.

¿Y con respecto al WTI?

Los precios del petróleo WTI promediarán cerca de US$100 este año, pero podrían bajar un poco dependiendo del Brent dentro de los 18-24 meses, debido a la rápida evolución del petróleo de esquisto  en EEUU.