(Ministerio del Medio Ambiente) El ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, se reunió con los vecinos y organizaciones ambientales de Puchuncaví y Quintero, autoridades regionales y representantes de las empresas instaladas en  la zona de Ventanas para lanzar el “Plan de Recuperación para Territorios Ambientalmente Vulnerables”,  que busca mejorar la calidad de vida de la población que habita comunas con conflictos ambientales históricos mediante soluciones estructurales, y transformarlas en el mediano en áreas con un medio ambiente limpio.

La primera de estas iniciativas, “Programa de Recuperación Ambiental Puchuncaví-Quintero” se presentó a vecinos y autoridades de la zona. Allí, el ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, afirmó que es el momento  de realizar una intervención decidida para mejorar las condiciones de la zona.

“Se acabó la etapa de los diagnósticos, ahora llegó la hora de adoptar la decisión política de iniciar la recuperación ambiental y social de la zona de Ventanas, en un trabajo conjunto entre el gobierno, los ciudadanos y las empresas emplazadas en este lugar”, aseguró.

Esto porque el desarrollo industrial de Ventanas ha implicado una gran presión ambiental para este territorio desde los años 60, por la liberación desde diversas fuentes de compuestos y derivados químicos y biológicos al ambiente.

Así lo han ratificado una serie de estudios realizados en la zona, tanto públicos como privados, y episodios como la intoxicación de alumnos de la escuela de La Greda en 2011, lo que finalmente llevó a cambiar de lugar el colegio. Se han hecho esfuerzos, como el Acuerdo de Producción Limpia (APL) entre el Estado y las empresas instaladas en la zona, pero no ha sido suficiente.

En este escenario, el “Programa de Recuperación Ambiental y Social de Puchuncaví-Quintero” realizará una intervención integral y multisectorial liderada por el Ministerio del Medio Ambiente, con participación de otros organismos del Estado, las industrias y fundamentalmente con los habitantes del sector, a través de un proceso participativo y vinculante.

“Este plan va a incluir medidas responsables, plazos claros y un financiamiento bien establecido. Se construirá en un proceso participativo amplio, en el que los habitantes de los sectores más afectados por décadas de contaminación van a decidir cuáles son las medidas que se implementarán en la zona”, aseguró el ministro Pablo Badenier.

Para definir estas medidas se creará un “Consejo para la recuperación ambiental y social de Puchuncaví-Quintero”, que será coordinado por el Ministerio del Medio Ambiente e integrado por autoridades políticas, organismos públicos regionales y municipales, organizaciones de la sociedad civil presentes en el territorio y las industrias de la zona.

Este consejo elaborará un diagnóstico que será contrastado y enriquecido con la participación de la comunidad. Luego se establecerán las prioridades para el plan de acción: metas, compromisos, cronograma de cumplimiento y montos específicos de inversión. Esto se consolidará en una propuesta de Programa de Recuperación, que será sometido a un plebiscito en que la propia ciudadanía establecerá cuáles proyectos son los que consideran prioritarios para la zona.

En la reunión realizada en Puchuncaví se presentaron a los vecinos los resultados de los estudios realizados por el Ministerio del Medio Ambiente en la zona, y que fueron entregados entre septiembre y noviembre último.

Estos son: “Análisis de riesgo ecológico por sustancias potencialmente contaminantes en el aire, suelo y agua en las comunas de Concón, Quintero y Puchuncaví “(CEA); “Evaluación de la exposición ambiental a sustancias potencialmente contaminantes, presentes en el aire de las comunas de Concón, Quintero y Puchuncaví” (CENMA); y “Percepción y comunicación del riesgo ambiental para las sustancias potencialmente contaminantes en el aire, suelo y agua en las comunas de Concón, Quintero y Puchuncaví” (Dictuc).

Un cuarto estudio, “Evaluación de riesgos para la salud de las personas y la biota terrestre por la presencia de contaminantes, en el área de influencia industrial y energética de las comunas de Concón, Quintero y Puchuncaví”  (UCV, U. de Valparaíso), fue rechazado por insuficiencia técnica respecto de los datos levantados.