(La Segunda) Con la entrega de la agenda energética -uno de los compromisos adquiridos por Michelle Bachelet dentro de los primeros 100 días de Gobierno- no se acaba el trabajo del ministerio de Energía.

El director de la Unidad de Participación y Diálogo Social del ministerio que dirige Pacheco, Javier Zulueta, comenta que continuarán con el diálogo con las comunidades para, esta vez, desarrollar una política energética nacional.

Según comentó el ex Techo para Chile -y que fue uno de los organizadores de la cumbre realizada en el Senado- para 2015 esperan presentar esta política que tenga una mirada de más largo plazo que la agenda.

“La agenda es la hoja de ruta para el desarrollo de una política energética”, comentó Zulueta a La Segunda.

Explicó que una vez presentada la agenda -en el mes de mayo- “vamos a iniciar un proceso participativo multiactores a nivel nacional que, primero, tendrá una plataforma ciudadana y tecnológica para recibir la opinión de cada uno de quienes quieran darla”.

Luego de esto se pasará a un trabajo coordinado entre las regiones y una instancia superior que vaya coordinando las definiciones que se generen en las diferentes zonas del país.

Mesas regionales con cuatro focos

Explica que “una segunda escala será la conformación de mesas regionales para el desarrollo de los planes locales energéticos y tendremos mesas temáticas a nivel central que vayan recogiendo las ideas de la ciudadanía y de las regiones. Estas mesas temáticas irán entregando estos insumos a un consejo consultivo que estará a cargo de la redacción y el desarrollo de la política energética que esperemos, de la luz, lo más temprano posible dentro de 2015”.

Zulueta sostuvo que en las mesas regionales se debatirá sobre cuatro temas:

-Ordenamiento territorial.

-Posibles incentivos para que la comunidad acepte unidades de generación.

-Estándares de participación temprana y de qué manera se le informa a la ciudadanía de las necesidades energéticas de la región

-Los pro y contra de elegir una tecnología sobre otra.

“Una política energética con participación deriva en un pacto social”

Para Zulueta el año 2020 en materia de energía está a la vuelta de la esquina y no es mucho lo que se puede hacer, por eso también se debe pensar en una política energética de Chile con miras, por ejemplo, al 2050.

“Una política energética que ha sido desarrollada con altos niveles de participación y por ende de validación, deriva en normativas, distintos enfoques de gestión tanto del Ministerio como de los distintos actores que se comienzan a alinear y deriva en un pacto social hacia las necesidades del desarrollo de la energía y de las vías que como país podemos tomar”, recalcó.

Sobre los plazos, eso sí, advirtió que al ser un proceso participativo es probable que se demore más de lo que el Ministerio esperaría, pero es la única forma para validar el trabajo realizado.