(Pulso) EL IMPACTO DEL ALTO NIVEL DE LOS PRECIOS DE LA ENERGÍA

El tema energético sigue siendo una de las mayores preocupaciones de las empresas.

Al analizar sus resultados de 2013, Empresas CMPC, ligada al grupo Matte, es categórica y hace hincapié en que “las debilidades del sistema eléctrico chileno continúan generando mayores costos para la empresa”.

Añade: “El alto nivel relativo de los precios de energía eléctrica en Chile sigue siendo motivo de preocupación, situación que de mantenerse puede afectar el nivel de competitividad de algunos negocios de la compañía en que la energía eléctrica tiene una incidencia relevante en sus costos, como lo es la fabricación de papel”.

Cristalerías también pone como un riesgo el factor energético, ya que a su juicio es una desventaja competitiva para las compañías nacionales.

“En el segmento vidrios, los costos de fabricación de envases tienen una fuerte dependencia de la energía tanto eléctrica como de origen fósil, la cual se usa en el proceso de fundición y formación de envases. Se utiliza gas natural, petróleo y gas licuado. Los costos de la energía en Chile, son significativamente mayores a los existentes en otros países de la región, colocando a la industria en desventaja competitiva”, relata al analizar sus resultados del año pasado.

La embotelladora CCU -ligada al grupo Luksic y la holandesa Heineken- también tiene entre sus preocupaciones la energía.

“Entre los suministros críticos está la energía eléctrica y Chile enfrenta un período de estrechez de generación producto de un rezago en las inversiones y bajo situaciones hidrológicas adversas se podrían generar cortes programados en el suministro, frente a esta eventual situación, la compañía cuenta con equipos de respaldos con capacidad limitada, que permitirían mantener operativo ciertos procesos críticos”, dice la empresa.

LOS EFECTOS DE UNA DESACELERACIÓN ECONÓMICA
Al analizar los resultados del año pasado, Cencosud -matriz de las cadenas Jumbo y Santa Isabel, entre varios otros negocios- destacó que Chile continuó moderando su crecimiento en el cuarto trimestre 2013. “Las ventas de retail en Chile crecieron un 7% interanual en diciembre, mostrando una desaceleración después de un crecimiento en noviembre y octubre del 9,1% y 13,4% respectivamente”, destacó la empresa liderada por Horst Paulmann.

Parque Arauco, ligada al grupo Said y Abumohor, reconoce que el deterioro de la actividad económica puede afectar negativamente al nivel de ventas de las tiendas presentes en sus centros comerciales y por ende afectar los ingresos de la compañía, pues un porcentaje de sus ingresos depende del nivel de actividad de algunos locatarios. Aproximadamente, un 83% de los ingresos de Parque Arauco son fijos y un 17% dependen del volumen de venta de algunos de los locales que operan los clientes en nuestros malls.

“Un deterioro general de la economía podría también afectar el nivel de ocupación de nuestros centros comerciales. Parque Arauco mantiene en general contratos a mediano y largo plazo que le aseguran un arriendo mínimo. La empresa posee además un marco contractual sólido junto con una situación financiera razonable para afrontar un deterioro en la situación económica”, destaca la empresa.

Movistar Arena dice que dadas las características propias de la industria, las crisis económicas, tanto externas como internas, afectan notoriamente a la industria del entretenimiento donde la sociedad podría verse afectada.

Para reducir cualquier riesgo, Falabella precisa que la atomización y diversificación de la cartera de crédito y sus mecanismos de control contribuyen a mantener los flujos por cobrar esperados dentro de rangos adecuados.

ALTERNATIVAS PARA ENFRENTAR LA VOLATILIDAD DEL DÓLAR
El tipo de cambio es una de las principales preocupaciones de las compañías chilenas, sobre todo a aquellas cuyos ingresos provienen en gran parte desde el exterior, así como también el tipo de endeudamiento que adquieren.

La embotelladora Andina (Coca-Cola) dice que el riesgo se origina principalmente en la mantención de obligaciones en dólares, por lo cual la volatilidad del dólar estadounidense respecto a la moneda funcional de cada país genera una variación en la valorización de dichas obligaciones, con el consiguiente efecto en resultados.

Fósforos, por su parte, dice que el riesgo viene dado principalmente por las variaciones que experimentan las principales monedas extranjeras, y que afectan los pagos recibidos desde el extranjero, la valuación de sus cuentas por cobrar y por pagar contabilizadas en moneda extranjera, y eventualmente los créditos bancarios que se soliciten en moneda extranjera.

Por su parte, Cementos Melón destaca que la compañía se encuentra expuesta a riesgos de tipo de cambio provenientes de las compras de materia primas, insumos e inversiones de capital efectuadas en moneda extranjera. Para disminuir el riesgo cambiario, la sociedad realiza cuando lo considera oportuno contratos de derivados (forwards de monedas) para mitigar cualquier variación en el peso chileno respecto de otras monedas.

Eperva destaca que los riesgos de la sociedad matriz están asociados a sus colocaciones mantenidas en instrumentos financieros de renta fija y variable, los cuales pueden ser emitidos tanto en el sistema financiero local como exterior. Entre estos riesgos están el de tasa de interés, tipo de cambio, de crédito y el del valor bursátil de las inversiones de renta variable. Para un manejo acotado de estos riesgos se han definido políticas de inversión.

LA IMAGEN Y EL IMPACTO DE LOS CAMBIOS NORMATIVOS
La embotelladora CCU destaca que problemas con la calidad e imagen de los productos pueden afectar adversamente la confianza del consumidor. “La calidad e imagen de los productos es fundamental para mantener un crecimiento sustentable de la compañía. Si no se logra mantener altos estándares de calidad; el prestigio y las ventas de la compañía, podrían verse afectados”, destaca la empresa al analizar sus resultados de 2013.

Por su parte, Cristalerías destaca que las empresas chilenas están sujetas a numerosas leyes ambientales, regulaciones, decretos y órdenes municipales relacionadas con, entre otras cosas, la salud, el manejo y desecho de desperdicios sólidos y dañinos y las descargas al aire o agua. “La protección del medio ambiente es una constante preocupación de la sociedad, que se anticipa a las crecientes regulaciones en esta materia”, afirma la empresa.

Pero las empresas también apuntan al impacto que pueden tener con cambios normativos.

En el caso de Farmacias Ahumada, ligada al grupo mexicano Casa Saba, destaca que está expuesta a cambios regulatorios que no puede controlar. Dice que eventuales cambios normativos en el Reglamento a las Farmacias, que permita ventas de medicamentos a través de otros locales (como supermercados, por ejemplo), podrían afectar los ingresos de la compañía.

La Polar dice que el impacto en los ingresos del negocio financiero de La Polar por efecto de la nueva TMC es de 5% el 2014 y 10% el 2015, esto debido a que durante el primer semestre del 2014, gran parte de los intereses devengados provienen de ejercicios anteriores a la modificación de la ley. “Para compensar el impacto de una menor tasa máxima y mantener los niveles de rentabilidad esperados, el negocio financiero ya ha iniciado una estrategia de diversificación de ingresos, eficiencia operacional y segmentación crediticia”, destaca.

EL RIESGO DE TENER OPERACIONES EN ARGENTINA
La situación económica y los cambios regulatorios y legales en Argentina siguen siendo tema para las empresas chilenas. La operadora de casinos de juego Enjoy, ligada a la familia Martínez, volvió a hacer un duro análisis al respecto en sus resultados de 2013.

Destaca que el ingreso de la sociedad en mercados extranjeros podría exponerla a los riesgos políticos, económicos, de tipo de cambio y de judicialización asociados a las operaciones en otros países. Actualmente, Enjoy tiene operaciones en Argentina, Brasil y Uruguay.

“Si bien dichos riesgos son inherentes en toda operación internacional, Argentina ha mostrado ser un mercado con condiciones volátiles y, en oportunidades, desfavorable para el desarrollo de negocios. Por ende los resultados y los activos de los emprendimientos de la sociedad en el extranjero pueden verse afectados por eventos sobrevinientes, cambios en la regulación, deterioros en los índices de inflación y tasas de interés, fluctuaciones del tipo de cambio, cambios en las políticas gubernamentales, expropiaciones, controles de precio y salarios, y alzas en los impuestos”, señala la compañía. Y añade: “Como es de conocimiento público, en el último tiempo el gobierno argentino ha impuesto mayores restricciones y controles cambiarios, lo que eventualmente puede afectar la capacidad para transferir divisas o retornos de inversión hacia la matriz en Chile. Por otra parte, la economía y política de Brasil y Uruguay se han mostrado estables en el tiempo”.

Por su parte, CCU dice que no se puede asegurar que en el futuro no se produzca nuevamente un ciclo económico negativo que afecte adversamente las operaciones de la compañía en Argentina. Igualmente el incremento de la inflación y la política de control de precios aplicada por el gobierno puede tener un efecto adverso en los resultados, sostiene la empresa.

PARO PORTUARIO Y LOS HECHOS DE VIOLENCIA EN EL SUR
La empresa CMPC puso dos riesgos entre sus principales preocupaciones, al analizar sus resultados del año pasado: el efecto del paro portuario y los hechos de violencia en el sur del país.

Explica que, dentro de los múltiples suministradores de productos y servicios de CMPC en Chile, existen empresas que proveen servicios especializados de apoyo y logística a sus operaciones forestales e industriales. Dice que si estos servicios no se desempeñan con el nivel de calidad que se requiere, o la relación contractual con dichas empresas es afectada por regulaciones, conflictos laborales u otras contingencias, las operaciones de CMPC podrían verse alteradas.

“Un ejemplo de esto es la situación de varios puertos en Chile cuyos conflictos laborales implicaron una paralización en el mes de enero de 2014. CMPC procura mantener una estrecha relación de largo plazo con sus empresas contratistas, con las que existe un trabajo permanente y sistemático para el desarrollo de altos estándares de operación, con énfasis en la seguridad de sus trabajadores y en la mejora de sus condiciones laborales en general”, afirma la empresa.

Además, destaca que en ciertas zonas de las regiones del Bío Bío y la Araucanía han continuado los hechos de violencia e incendios intencionales que afectan a predios de agricultores y empresas forestales, “provocados por grupos que demandan supuestos derechos ancestrales sobre ciertos terrenos”, dice, y añade que hasta hoy, esta situación ha estado radicada en zonas específicas. “La compañía se ha preocupado de establecer vínculos con las comunidades y generar programas de empleo, educación y fomento al desarrollo productivo e iniciativas de micro-emprendimiento para atenuar la situación de pobreza de las familias que viven en dichos lugares”, destaca.