(Endesa Chile) Endesa Chile puso en marcha las primeras acciones para iniciar la construcción de la central hidroeléctrica Los Cóndores, en la Región del Maule, activando una serie de trabajos en materia ambiental y de adecuación de los terrenos en la zona cordillerana de la comuna de San Clemente, necesarios para la instalación de los campamentos y equipos de construcción de las obras. El avance en la iniciativa se realizó de manera posterior a los acuerdos alcanzados con los regantes de la zona, que establece el compromiso de optimizar los recursos del embalse de la Laguna del Maule y el cumplimiento del Convenio de Regulación del río Maule que rige desde 1947.

El Directorio de Endesa Chile acordó, el pasado 27 de marzo, autorizar a la compañía a realizar una inversión por un importe de US$661,5 millones para la construcción del proyecto hidroeléctrico Los Cóndores, y adjudicar el contrato de obras civiles al Consorcio Ferrovial Agroman, adjudicación que se formalizó el 31 de marzo.

El plazo para llevar a cabo las obras civiles (que contemplan, entre otros, bocatoma, túnel de aducción, pique de presión, caverna de máquinas y canal de descarga) será de cerca de cinco años, y se espera que la central entre en operación comercial el cuarto trimestre de 2018.

El proyecto Los Cóndores contará con una capacidad instalada de 150 MW, con una generación media anual de 642 GWh. De esta manera, Endesa Chile, filial del Grupo Enersis, confirma su compromiso con el desarrollo eléctrico del país, aportando energía limpia, renovable y de bajo costo de operación.

La central, que tendrá un factor de planta de 48%, utilizará las aguas del embalse de la Laguna del Maule, a través de un túnel de aducción de 12 kilómetros, que será excavado con máquina tunelera, y una caverna de máquinas, que alojará las dos unidades de generación tipo pelton de eje vertical.

Endesa Chile realizó una serie de optimizaciones al diseño de las obras, las que fueron aprobadas por la autoridad ambiental a fines de 2011. Las mejoras modificaron las obras de aducción en el tramo comprendido entre el embalse de la Laguna del Maule y la quebrada de Lo Aguirre Chico y las obras de la zona de caída, pasando a ser completamente subterráneas. Estas optimizaciones permitirán una disminución considerable de la superficie a utilizar, con un beneficio ambiental directo sobre el paisaje, suelo, vegetación y fauna existente en la zona.

Dentro de las obras principales destacan el túnel de aducción; la caverna de máquinas de 80 metros de longitud y 30 metros de ancho; el túnel inferior y pique vertical, de 470 metros de alto; las obras subterráneas de evacuación; el túnel de acceso a la caverna de máquinas y la ventana de construcción en el sector Lo Aguirre.

Para la obra del túnel de aducción se utilizará el método constructivo con máquina tunelera del tipo doble escudo -Tunnel Boring Machine (TBM)- que permite disminuir el uso de explosivos. Esta es la primera vez que se emplea este tipo de tunelera en plena zona cordillerana, permitiendo un menor impacto en el medio. La TBM fractura la roca en trozos mediante la acción combinada de la rotación y el empuje continuo de una cabeza de corte. El revestimiento del túnel se realizará en paralelo a medida que se avanza en la excavación mediante el uso de dovelas de hormigón prefabricadas.

Acuerdo con regantes

Un compromiso para optimizar los recursos hídricos de la cuenca del embalse de la Laguna del Maule, especialmente en escenarios de escasez, fue la base del acuerdo que alcanzaron, a fines de febrero, los regantes de la zona, a través de la Junta de Vigilancia del Río Maule y Endesa Chile, y que permite viabilizar la construcción y operación del proyecto hidroeléctrico Los Cóndores.

El acuerdo establece la participación conjunta de todos los usuarios de la Junta de Vigilancia del Río Maule para un uso óptimo de los recursos hídricos. Para ello, se establecerán mecanismos de acuerdos para enfrentar de mejor forma los periodos de escasez, siempre en el marco del Convenio de Regulación del rio Maule de 1947.

En este sentido, la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) del Ministerio de Obras Públicas (MOP), será la única administradora del Convenio de Regulación del rio Maule de 1947, así como de las obras que este contempla. Por su parte, la operación de la central Los Cóndores no modificará el régimen general de regulación del río y del embalse de la Laguna del Maule.

Además, el acuerdo contempla implementar o mejorar los mecanismos de predicción de monitoreo de agua caída en la cuenca, junto con planes de apoyo a la tecnificación del riego, para aprovechar de mejor forma las aguas. Asimismo, las partes estudiarán las bases para la eventual incorporación de Endesa Chile como accionista de la Junta de Vigilancia.

Con la firma del acuerdo, Endesa Chile se compromete a operar la central Los Cóndores según los protocolos Ad Referéndum, del 17 de octubre de 2013 y del 28 de febrero de 2014. Ante una eventual modificación a los protocolos, la compañía deberá informar a la Junta de Vigilancia del Río Maule, la que podrá formular observaciones.