(Estrategia) El gobierno a través del Ministerio de Energía, afirmó que deben regularse los contratos entre las empresas y sus clientes en el negocio del Gas Licuado de Petróleo en estanques. Esto, en el marco de una consulta que la Fiscalía Nacional Económica presentó al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia, que busca reducir los costos de cambio que enfrentan actualmente los usuarios cada vez que quieren cambiar de proveedor.

Es que la autoridad sectorial –que inició un trabajo para plantear modificaciones legales o reglamentarias- recalcó que, si bien la actividad se encuentra regulada por el Ministerio de Economía, en cuanto a la seguridad para almacenamiento, transporte y expendio de gas licuado en estanques, no sucede lo mismo en el aspecto contractual.

Por lo tanto, el gobierno propuso que esta eventual regulación pueda incluir el establecimiento de transferencias facultativas de la propiedad de los estanques de GLP entre una empresa distribuidora y otra, siguiendo un esquema de libertad de intercambio entre cilindros por otros de igual capacidad pero de distinta compañía.

En tanto, para la regulación del servicio de suministro de GLP en estanques individuales, el gobierno indicó que puede seguirse el modelo de gas de red, normativa en la que se imponen condiciones en el ofrecimiento e inicio del servicio, suspensión, reposición y término de éste, interrupciones, transparencia e información a los clientes y consumidores, y en calidad.