(El Mercurio) Economía a escala, eficiencia energética y cuidado del medioambiente, son los tres conceptos bajo los cuales se diseñó el barco más grande del mundo y cuyo modelo tiene por nombre “Triple-E” (por las palabras en inglés).

Este gigante marino es un portacontenedores de 400 metros de longitud, 73 metros de alto y 59 metros de ancho. Fue construido en los astilleros de Okpo, Corea, por la empresa danesa Maersk, una división del conglomerado danés A.P. Møller-Maersk.

Los 20 modelos de este portacontenedores -de los cuales ya hay cinco en funcionamiento- tendrán 20 pisos y una capacidad de carga 11% mayor que el anterior buque más grande del mundo.

El “Triple-E” utiliza un sistema de navegación lenta, ideado para reducir el consumo de combustible en un 37% y las emisiones de dióxido de carbono por contenedor en un 50%.

El barco es incluso más grande que los petroleros más impresionantes, tanto, que por la profundidad de su calado, de 14,5 metros, no puede atracar en puertos del continente americano, limitándose a rutas en Europa y Asia. De hecho, solo hay 16 puertos certificados para atender a buques del tamaño del “Triple-E”.

Pero más que un contra, Maersk espera que esta restricción le dé una ventaja frente a sus competidores que viajan entre los continentes europeo y asiático, en medio de una guerra de precios que ha hecho difícil para algunos operadores permanecer en el mercado.

Naves en operación

El primer megabuque, el “Maersk Mc-Kinney Møller” –nombre del hijo difunto del fundador de la empresa- comenzó a cargar sus primeros contenedores en Busan, Corea del Sur, con destino a Europa y una escala en Singapur durante el segundo semestre de 2013. En ese momento, Lars Jensen, director de operación Asia-Europa de Maersk Line, decía a The Wall Street Journal: “Lo operaremos como un buque más pequeño en los primeros meses mientras los puertos mejoran sus grúas”.

Desde ese entonces, y contando esta primera nave, la firma danesa tiene a la fecha cinco portacontenedores en funcionamiento. El grupo lo completan: “Majestic Maersk” -nave que realizará una escala técnica en el puerto Bahía de Algeciras (España) en marzo próximo- “Mary Maersk”, “Marie Maersk” y “Magleby Maersk”, el último en entrar en servicio.

Con el modelo Triple-E, Maersk Line, busca superar a su competidor francés, CMA CGM, que desde 2013 opera buques con capacidad para transportar 16 mil contenedores.

Discovery Max mostrará hoy la fabricación del barco en una serie de seis capítulos y un total de 50 mil fotos, capturadas en tres meses.