(La Tercera) Las generadoras Endesa y Eléctrica Panguipulli (filial de Enel Green Power) presentaron ofertas por el 78% de la energía en la licitación de suministro para abastecer la demanda del Sistema Interconectado Central (SIC) entre 2013 y 2024.

Las generadoras ofertaron por 39 bloques, de los 50 incluidos en la subasta para abastecer el 14% de la demanda del principal sistema de transmisión eléctrica del país, que abarca desde Tal Tal a Chiloé.

Endesa ofreció un precio de US$129 megawatts-hora por 35 bloques, mientras que Panguipulli ofertó US$$128 MW/h por 4 bloques.

En la subasta, cuya adjudicación se conocerá mañana, se había establecido un precio techo de US$129,5 por MW/h, muy por sobre los US$60 por MW/h al que se adjudicó el promedio de los contratos en la licitación anterior (2007).

Se marginaron de la licitación dos de los principales actores del sistema, Gener -controlada por la estadounidense AES Corp- y Colbún -ligada a la familia Matte.

El proceso no estuvo exento de dificultades. Las eléctricas hicieron ver al gobierno que, dados los problemas que enfrenta el sector para concretar inversiones -por la judicialización de los proyectos y la fuerte oposición que han tenido algunos de ellos en la ciudadanía, como los casos de Castilla, Punta Alcalde, HidroAysén y otros, además, la sequía que ya afecta por cuarto año al país- era difícil asegurar que se contaría con la energía necesaria para cubrir los contratos que se firmaran con las distribuidoras.