( La Tercera) Cuidar la seguridad, precios y estabilidad del Sing. Esas son las condiciones que a juicio del gobierno se deben cumplir para que el proyecto de la eléctrica AES Gener, de vender energía a Argentina a través del tendido eléctrico que une ambos países, se haga realidad.

El ministro de Energía, Jorge Bunster, afirmó que les presentaron el proyecto hace algunas semanas e hicieron ver a la empresa la necesidad de que las ventas de energía se hagan en condiciones que no afecten al alza los costos marginales en el Sing. Inicialmente, las ventas de energía se harían a medida que existan excedentes en el Sing, y que los precios sean convenientes.

“Lo vemos con buenos ojos. Seguridad, precios y estabilidad. Esas son condiciones que iremos poniendo para que esta interconexión se produzca, en la medida en que no se afecten los costos marginales de nuestros sistemas, que no se impacte en términos de que eso signifique encarecimiento, eso es lo que tenemos que cuidar que no ocurra”, dijo.

El proyecto para volver a usar la línea de transmisión que une las subestaciones Los Andes, en Chile, y Cobos, en Argentina, que tiene una capacidad de 345 KV (con lo que podría transportar unos 250 MW de energía) hoy está siendo analizado por el CDEC-Sing, entidad que se pronunciaría en las próximas semanas sobre la factibilidad técnica del mismo. La línea, que conecta la central Salta (Argentina) con el norte de Chile, dejó de ser usada tras la crisis del gas.

Según Bunster, a futuro estos intercambios de electricidad podrían hacerse en ambos sentidos, trayendo energía desde Argentina, resguardando que los sistemas chilenos sigan siendo independientes, para evitar situaciones como la ocurrida con el gas. “Si hay excedentes de energía que pueden ser exportados sin afectar eso, no vemos problemas. Por el contrario, se pueden ver opciones de importar energía, que puede ser más económicas que la que estamos produciendo”, dijo.

Asimismo, indicó que el país debe avanzar hacia planes de interconexión regional -en especial con Perú, Colombia y Paraguay-, por lo que estas experiencias podrían entregar señales de cómo enfrentar estos proyectos en el futuro. “Visualizamos la interconexión eléctrica regional como una dirección a la que tenemos que movernos, y por lo tanto, el ir explorando cómo se hace eso, con una línea que existe, hace sentido”, dijo.

Las primeras pruebas se harían una vez obtenidas las autorizaciones por parte del CDEC-Sing, transportando por algunas horas volúmenes de energía en torno a los 50 MW en ambos sentidos.

Fuente / La Tercera