(Diario Financiero) En su paso por Chile, Werner Struth, uno de los principales directivos del grupo Bosch, firma alemana especializada en productos tecnológicos e industriales (maquinaria pesada), enfatizó la apuesta del holding por seguir creciendo en el país.

Struth explicó que mientras en 2012 la tasa de crecimiento del negocio en Chile fue de un 23%, con una facturación anual de $35 mil millones, para el futuro esperan “mantener un crecimiento de dos dígitos; probablemente superior al 10%”.

Para la compañía de origen alemán, “Chile está lleno de oportunidades”, es por eso que “hemos invertido 14 millones de euros ($9 mil millones) para el crecimiento interno y externo de Bosch en Chile, específicamente en nuestro nuevo edificio corporativo y en la apertura de nuevos negocios como el área industrial y el de bienes de consumo”.
En esa línea, es que pretenden expandirse a través de lo que llaman sus “verticales”, ciertos sectores de negocio como minería, salmonicultura, industria de alimentos e infraestructuras.

Para el responsable del área Tecnológica Industrial de Bosch, el país cuenta con una economía “bastante robusta”. Sin embargo, a pesar de las positivas cifras, Chile se queda atrás en el negocio global de Bosch debido, entre otras cosas, al tamaño de su población.

“Si vemos Chile y lo comparamos con las operaciones latinoamericanas vemos que ocupa el puesto número tres, después de Brasil y Argentina. Ahora, la tasa de crecimiento (del PIB) que muestra Chile es proporcionalmente mejor si se compara con Brasil y Argentina”, agregó Struth.