(Diario Financiero) El ambicioso proyecto que impulsaba Itaipú Binacional para la instalación de la primera fábrica de vehículos eléctricos en el país ahora sufre un traspié, ya que su director paraguayo, Gustavo Codas, debe dejar el cargo por decisión del Senado. En la planta se desarrollarían automóviles y buses eléctricos e híbridos. El inicio de las obras para la construcción de la planta estaba fijado para noviembre y debía concluir en 2012.

Pero ahora podría demorarse más por los trámites de la designación de un nuevo titular. Los trabajos estaban bastante acelerados, pero la negativa del Congreso tomó de contramano a los ingenieros.

Fuente / Diario Financiero