El Diario Datos del Banco Central de Bolivia (BCB) y del Instituto Nacional de Estadística (INE) mostraron que en el primer trimestre del año sólo llegaron 45 millones de dólares al país, 148 millones menos que en 2009.

El economista Waldo López, en entrevista con Xinhua, dijo que la economía nacional está perdiendo la “oportunidad de oro” para registrar un crecimiento superior a 5 por ciento.

“El Gobierno tiene una fobia a la inversión extranjera, con sus procesos de nacionalización y las faltas de reglas claras crean desconfianza en inversionistas”, afirmó el analista.

El presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Armando Gumucio, señaló por su parte que el Estado debe garantizar el clima adecuado para generar una mayor inversión, lo cual a su vez permitirá generar más empleos.

El ministro de Economía, Luis Arce, garantizó inversiones extranjeras con seguridad jurídica, en apego a las nuevas reglas del juego que plantea el país en su nueva Constitución Política del Estado.

En tanto, el analista económico Luis Ballivián, en declaraciones a Xinhua, afirmó que la caída de las inversiones externas se da por la incertidumbre jurídica a raíz de las nacionalizaciones de empresas que ejecutó la administración de Morales.

CAíDA EXTRANJERA

En los últimos años la inversión extranjera registra un descenso sostenido en el país por varios factores.

Por cada cuatro dólares de Inversión Extranjera Directa (IED) que llegaba a Bolivia en 2009, este año sólo llega uno, según un informe oficial que refleja una caída de 148 millones de dólares en el primer trimestre.

En su informe sobre la Balanza de Pagos, el BCB señaló que de enero a marzo de 2010 la IED neta fue de 45 millones de dólares, 77 por ciento menos que en el mismo período de 2009, cuando el país recibió 193 millones de dólares.

La IED neta totalizó en el año pasado 423,1 millones de dólares, 89,5 millones menos que en 2008, cuando la IED neta totalizó 512,6 millones, según datos del BCB.

AGENDA POLíTICA

Existen dos razones para que no fluya el capital hacia Bolivia, según Ballivián.

La primera es que al interior del país existe un deterioro del clima para la inversión, debido a que el Gobierno ha priorizado la agenda política y tiene en lista de espera leyes económicas como la de Hidrocarburos, el Código de Comercio y la reforma laboral.

La segunda se refiere a un factor exterior, ya que la crisis de Europa aún no está superada y la falta de consenso en la Cumbre del Grupo de los 20 (G-20) dificulta la inversión.

El analista afirmó que el capital externo tiene importancia para el crecimiento económico del país porque no ha podido ser reemplazada por la inversión pública, que tiene problemas de ejecución, ni por el capital privado que se ha estancado, muestra de ello es el bajo crecimiento de la cartera en el sistema financiero.

CEPB

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) manifiesta que este sector puede invertir hasta finales de año 700 millones de dólares.

Para que esto ocurra es necesario que el Gobierno solucione las trabas en la Aduana Nacional, o emitiendo un decreto que incentiva la compra de maquinaria y que sigue pendiente en el Ministerio de Desarrollo Productivo.

Los empresarios privados advirtieron además una caída de 12 por ciento en la inversión extrajera este año, debido a la falta de “seguridad jurídica”, atribuida a las políticas económicas aplicadas por el Gobierno, como la nacionalización de empresas.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Óscar Calle, consideró que las nacionalizaciones y avasallamientos han provocado incertidumbre y calcula que la baja de la inversión en 2010 será de 12 por ciento.

INVERSIÓN NACIONAL

Los empresarios bolivianos fijaron una inversión de al menos 700 millones de dólares hasta diciembre de este año, pero para este objetivo demandan seguridad jurídica y condiciones favorables con la finalidad de garantizar sus recursos.

La Corporación Andina de Fomento (CAF) aseguró que los indicadores macroeconómicos positivos de Bolivia se constituyen en una garantía para las inversiones extranjeras.

El representante de la CAF en Bolivia, Emilio Urquillas, recomendó al Gobierno mantener los índices positivos, para ofrecer condiciones favorables que incentiven la inversión que permita mover el aparato productivo.

El empresariado privado nacional afirmó que la economía marcha y que este año buscarán invertir alrededor de 700 millones de dólares, cifra que supera a la registrada en 2009, cuando el sector ejecutó alrededor de 400 millones de dólares.

El ejecutivo del empresariado boliviano, Daniel Sánchez, afirmó que su sector incluso se planteó superar la inversión extranjera directa que en la pasada gestión llegó a 686 millones de dólares.

Los indicadores económicos muestran una marcada incertidumbre en la seguridad jurídica de las inversiones, lo que pone en duda la libertad económica en Bolivia, manifestó el gerente de la Cámara de Industrias de esta ciudad, José Peñaranda.

Los analistas coincidieron que los capitales extranjeros son indispensables, sobre todo en los grandes emprendimientos como la explotación de hierro del Mutún, el litio del salar de Uyuni, hidrocarburos y minería.

Fuente / El Diario