(DF) Un renovado interés exhibe una eventual conexión entre los dos principales sistemas eléctricos del país, el SING y el SIC, aunque por razones diferentes a que las que se argumentaban a fines de los 90, en pleno auge del gas argentino y con un sistema excedentario de energía en el norte.

El presidente del Consejo Minero, Francisco Costabal, afirmó ayer que su sector mira con buenos ojos esa eventual unión, lo que se explicaría en la necesidad de las mineras de mejorar su huella de carbono.

«Estamos propiciando una discusión amplia sobre la matriz energética. A lo mejor, a futuro, será factible unir el SING con el SIC, y, por lo tanto, aprovechar la buena trazabilidad que tiene el SIC, comparado con el SING y mejorar nuestra posición», dijo, agregando que la conexión «obviamente es un tema que nos interesa».

Actualmente, la mayor parte de la energía que usan las mineras, sobre todo del norte del país, tiene su origen en combustibles fósiles. Una conexión con el SIC les permitiría contratar energía que tenga su origen en la hidroelectricidad u otras fuentes de energía renovables del centro-sur del país.

Según fuentes del sector eléctrico, en un marco de elevados precios del cobre y otros minerales, las grandes mineras están analizando seriamente una eventual interconexión, por los beneficios en términos de la huella del carbono, pero también por la seguridad de suministro que implicaría.

Asimismo, el presidente del Consejo afirmó que, en el largo plazo, habrá que discutir la energía nuclear como un tema país.

De acuerdo con Piñera

Si bien Costabal, quien según trascendidos dejará la presidencia de Spence (BHP) para asumir un cargo en Freeport McMoran para Chile y Perú -sobre el cual se niega a hablar-, no hace proyecciones de precios, destacó que pese a los buenos precios para el cobre, la plata y el oro, «la volatilidad todavía es un actor relevante dentro de los mercados de los commodities».

«Además, si bien los stock (de cobre) han subido significativamente desde 2007, en los dos o tres últimos meses se ha apreciado una caída», indicó, agregando que los embarques a China siguen siendo un factor clave.

En relación a la postura del gobierno respecto del litio, el dirigente dijo que al consejo le parece «sensato, en cuanto a liberarlo de su condición de mineral estratégico», mientras que, respecto de la política minera del gobierno en general, señaló que están de acuerdo con los cinco puntos que indicó Piñera el 21 de mayo -entre ellos, una minería ambientalmente responsable y socialmente comprometida-, aunque se discrepa en el royalty, porque resta competitividad al sector.

Fuente / DF