Diez meses cumplió la colombiana Terpel desde su arribo al mercado chileno de distribución de combustible, tras comprar 206 estaciones de servicio a YPF. El balance ha sido bueno, dice el gerente general de Terpel Chile, Alvaro Restrepo: “Nos sentimos muy cómodos acá”.

La firma ya verificó que el mercado local tiene un alto desarrollo del retail, por lo que decidió apostar fuerte a ese concepto. “Buscamos maximizar la rentabilidad de los servicentros a través de servicios complementarios en la zona aledaña, con un mix atractivo para el consumidor, quizá con farmacia,
bancos, lavasecos, peluquería. Una especie de strip center, que en Chile está pegando muy fuerte”, afirma.

Para ello, en septiembre Terpel creó la gerencia corporativa de negocios complementarios, a cargo de Bruno Krumenaker, quien era gerente comercial de YPF. La nueva gerencia desarrollará el nuevo modelo de negocios y tendrá carácter regional. “Queremos replicar el modelo y experiencia adquirida en Chile a otros países donde estamos”, dice Restrepo. Explica que esperan en 5 años que este tipo de negocios llegue a representar del 10% al 15% de los ingresos de la empresa.

Junto a lo anterior, en 2009 remodelarán 70 de sus 80 tiendas de conveniencia y abrirán 5 nuevas estaciones de servicio. Todo el plan significará una inversión de US$ 16 millones. Añade que la crisis financiera global no modificó los planes de inversión, aunque ahora serán más selectivos y exigentes.

Restrepo, por otra parte, resalta el Fondo de Estabilización de los Combustibles. De no existir, es probable que las bencinas ya hubiesen llegado a unos $ 800”.

Fuente: La Tercera