La batalla legal que emprendió Endesa en Coronel, luego que el municipio decretara la paralización de las obras de construcción en la central Bocamina II, en su primera etapa resultó positiva para eléctrica.

En la tarde de ayer la Corte de Apelaciones de Concepción acogió a trámite el recurso de protección que presentó la firma, a la vez que dictó una orden de no innovar, por lo cual la compañía podrá retomar las obras en Coronel. La contraparte, el municipio de Coronel, tendrá 8 días para entregar sus descargos luego de lo cual el tribunal deberá pronunciarse en torno al recurso.

La eléctrica se encuentra a la espera de que el municipio sea notificado de la orden de no innovar para poder retomar los trabajos en Coronel, donde la firma espera tener en 2010 operando la central Bocamina II.

Desde el lunes pasado que la construcción de la termoeléctrica a carbón se encuentra detenida. Esto debido a que el director de obras del municipio dictó una resolución que paralizó las faenas debido a supuestos impactos no previstos en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) que tenía aprobado Endesa para Bocamina II (350 MW), que requerirá una inversión total de US$ 660 millones. Esta resolución fue impugnada el miércoles por la compañía.

Paralelo a esto, la Corema del Biobío afirmó que constituiría esta semana un comité operativo de fiscalización de ese organismo para que se constituya en las obras de la termoeléctrica y verifique en terreno si en su ejecución existen impactos ambientales no deseados que no habían sido contemplados en el Estudio de Impacto Ambiental, como señaló el municipio tras los reclamos de vecinos.

Fuente: El Mercurio