“Quiero tomar el compromiso de recoger algunas de las inquietudes que han quedado en la mesa y, si ustedes lo permiten, volver mañana con alguna respuesta”. Fue la promesa de la ministra de Hacienda (s), María Olivia Recart, realizada ante los diputados de la Comisión de Hacienda, que puso fin a la maratónica jornada que enfrentó ayer el gobierno para intentar salvar el proyecto que inyecta US$ 1.000 millones al Fondo de Estabilización de Precios del Petróleo (FEPC).

¿La razón? Los diputados de todos los partidos políticos y, sobre todo, de las bancadas de Renovación Nacional (RN) y la Democracia Cristiana (DC), elevaron ayer las exigencias al gobierno para aprobar dicho proyecto de ley, al punto que actualmente esta iniciativa corre serio riesgo de ser rechazada por la Cámara de Diputados.

De hecho, ayer y tras el intenso intercambio de opiniones y la lluvia de peticiones parlamentarias, quedó detenida la tramitación de la iniciativa legal y dependiendo de lo que ocurra hoy, dicho cuerpo de ley sólo sería visto en la Sala durante este jueves o –lo más probable- el martes de la próxima semana, a pesar que ayer estaba en tabla para su votación.

En el transcurso de la mañana de ayer y según los cálculos de último minuto que sacó el gobierno, finalmente no contaban con los votos necesarios para aprobarlo, dado el rechazo de la oposición, algunos democratacristianos y la ausencia de ocho diputados oficialistas. A saber: Marcelo Díaz (PS), Isabel Allende (PS), Carolina Goic (DC), Patricio Vallespín (DC), Guido Girardi (PPD), Guillermo Ceroni (PPD), Carlos Abel Jarpa (PRSD) y Tucapel Jiménez (PPD).

De hecho, para la oposición fue esta última explicación la razón efectiva por la cual el gobierno retrasó el envió al Congreso de las indicaciones que contenían el acuerdo alcanzado con los camioneros para ser incluidas en la iniciativa legal.

Inicialmente, la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados fue convocada a las 10:30 horas, pero a esa cita no concurrió ninguna autoridad de gobierno. Más tarde la instancia se constituyó nuevamente (15:30 horas), pero esta vez los diputados de la oposición impidieron al Ejecutivo presentar nuevas indicaciones, argumentando que ya no correspondía porque el proyecto fue votado en general y en particular en la comisión.

Se trata de un hecho significativo, porque marcará el curso que tomará ahora la iniciativa legal, al punto que los diputados opositores pidieron un estudio en derecho sobre este aspecto al presidente de la comisión de Hacienda, Eugenio Tuma, y de ser confirmado obligaría al Ejecutivo a presentar los cambios directamente en la sala de la Cámara Baja.

Las peticiones

Ahora bien, más allá de estas complicaciones legales que dan cuenta del encendido ánimo con el cual se está discutiendo la iniciativa de ley, los diputados de las bancadas de RN y DC engrosaron ayer el petitorio al gobierno para aprobar el Fondo.

Y como argumento central esgrimieron los nuevos beneficios que entregó el Ejecutivo al gremio de los camioneros al permitirles descontar el 80% del impuesto específico tras el paro que organizaron en todo el país.

“Se les dedicaron varias decenas de miles de dólares, pero aquí hay sectores que no han sido considerados como el transporte escolar, como los taxis y, sobre todo, el sector que más nos preocupa que es el 30% de los sectores más pobres que consumen parafina, que no están recibiendo nada”, reclamó el diputado, Pablo Lorenzini (DC).

Añadió que además resulta necesario incorporar al gas natural a los beneficios del Fondo de Compensación, apoyando así la petición realizada por los dirigentes de la Asociación de Gas Natural que concurrieron ayer hasta la comisión de Hacienda para explicar que el subsidio que entrega el gobierno al petróleo los deja, como sector, en una situación muy desventajosa y pone en riesgo las inversiones futuras del sector.

Por lo mismo, pidieron ser incluidos en el Fondo, lo que costaría US$ 80 millones y que fue respaldado por prácticamente todos los diputados presentes.

El pliego de peticiones

Una batería de propuestas y peticiones realizaron ayer las bancadas de todos los partidos como condición para aprobar el proyecto de ley. De partida, la bancada de la DC presentó dos indicaciones que no fueron incluidas. Primero, un bono equivalente a $ 20.000 para compensar el alza de la parafina para el 40% de la población para los meses junio, julio y agosto. Y, segundo, incorporar en FEPC al gas licuado considerando su masivo uso en los hogares chilenos.

A su vez, el jefe de la bancada de RN, Osvaldo Palma, condicionó el voto favorable de sus diputados a tres aspectos específicos: extender la disminución de impuesto específico concedida a los transportistas a todos los sectores que trabajan con este combustible, como los taxis colectivos, transportes escolares, pymes y transporte de pasajeros. Además, que el gobierno reduzca el impuesto específico a todos los combustibles y elabore medidas tendientes a ayudar a quienes utilizan el kerosene.

Más drásticos, en la UDI, plantearon directamente eliminar el FEPC y realizar una baja total del impuesto específico a los combustibles explicando que solo así “beneficiarán a todos los chilenos”.

Además, los diputados Raúl Sunico (PS), Eugenio Tuma (PPD) y Alberto Robles (PRSD), también solicitaron el ingreso del gas natural al FEPC y los mismos beneficios conseguidos por los camioneros a todos los gremios del transporte.

Los protagonistas de la jornada

María Olivia Recart, ministra de Hacienda (s)
Quiero recoger algunas inquietudes
“Quiero tomar el compromiso de recoger algunas de las inquietudes que han quedado en la mesa y si ustedes lo permiten (los diputados), volver mañana con alguna respuesta (…). Y así poder decirles de manera responsable cuáles son las cosas en las que podemos seguir avanzando y en cuáles tenemos menos espacio”.

Felipe Harboe, ministro del Interior (s)
Resulta bastante paradójico que se cuestione
“Quiero manifestar la preocupación por el grado del debate que se ha planteado sobre la forma en que se solucionó el paro de los camioneros. Resulta bastante paradójico que se cuestione en esta comisión cuando el presidente del partido que hoy día critica (Hernán Larraín) nos dio 24 horas para solucionar el problema”.

Eugenio Tuma. presidente comisión de Hacienda.
Indicaciones del ejecutivo son insuficientes
“Indicaciones del Ejecutivo a todas luces son insuficientes porque sólo resuelven el tema de los transportistas que estuvieron en paro (…) El gobierno tiene que hacer un gran esfuerzo para lograr el voto de los parlamentarios. Así como está el proyecto, si no hay una señal clara de racionalidad de cómo recaudar, va a ser muy difícil contar con los votos”.

Julio Dittborn, diputado UDI
“Tenemos un gobierno sordo y mudo”
“Tenemos un gobierno sordo y mudo (…) Queremos decirle al gobierno una sola cosa: los votos de la UDI están todos disponibles para hacer una rebaja permanente al impuesto de los combustibles mañana, pero no están para aprobar un proyecto parche como es el FEPC, que le va a meter US$ 1.000 millones que en seis meses van a desaparecer”.

Pablo Lorenzini, diputado DC:
“Hay sectores que no han sido considerados”
“Estamos de acuerdo con lo que se negoció con los transportistas y que se les hayan dedicado varias decenas de millones de dólares, pero aquí hay sectores que no han sido considerados, como el transporte escolar, los taxis y, sobre todo, lo que más nos preocupa es el 30% de los sectores más pobres que consumen parafina”.

Fuente: Diario Financiero.