El gerente de Comunicación y Marca de Shell para el Cono Sur se dio tiempo para analizar la coyuntura internacional sobre el precio del petróleo y su impacto para las consumidores.

-Existe una preocupación por el precio del Diesel ¿Cuál es la razón del alza del precio?

“Esta semana el Diesel va a superar el precio de la gasolina de 93 octanos y claramente hay muchas razones para ello. Lo que más nos afecta es un tema de demanda, pues se está consumiendo mucho, no sólo en Chile, sino también en el mundo. Recordemos que en Chile hoy la generación eléctrica es casi un 40% a base de Diesel y difícilmente podamos ver una baja importante en el precio mientras estos niveles de demanda existan en el país y en el mundo”

-¿Qué podemos esperar del precio de los combustibles a futuro?

“En la medida en la que países como Brasil, India, Rusia y China tengan las tasas de crecimiento que están tendiendo, la demanda de energía en el mundo va a seguir creciendo. A eso tenemos que agregarles efectos puntuales, como por ejemplo la crisis energética en Chile, además del tipo de cambio. Precios del crudo bajo los US0 o US0 el barril en el corto plazo no se van a ver. Si me dices US00, te digo que habría que verlo.

-¿Cómo han logrado posicionar con éxito una marca que comercializa gasolina, para muchos un commodity que, por lo general, tiene poco glamour?

“Ese es parte del gran desafío. Se trata de una compañía que vende un producto que generalmente no se ve, no se huele y no se toca, y es quizás poco glamoroso. Lo nuestro no es un commodity, estamos permanentemente trabajando, investigando y desarrollando productos que estén acorde con los consumidores en cada uno de los países en los que estamos presente. Aunque tomamos productos que tienen altos rasgos de commodities, nosotros los transformamos en productos de alta calidad y valor para los consumidores. Trabajamos mucho con Ferrari, es nuestro gran apoyo ya que es un laboratorio de pruebas”.

Fuente: El Mercurio