Sólo US$ 100 mil (unos $ 47 millones) le costará a la francesa Total la boleta de garantía por haber desistido de explorar el bloque Otway para encontrar gas en Magallanes.

Y precisamente por lo bajo de ese monto, es que -trascendió- que el Ministerio de Minería evalúa ejercer acciones legales tras la salida de la firma, como encargado de la licitación de 10 bloques para exploración de hidrocarburos en Magallanes.

Fue en ese proceso de adjudicación del Contrato Especial de Operación Petrolera (CEOP) para sondear gas en el extremo sur, que Total se adjudicó el bloque Otway, zona que tendría el mayor potencial para encontrar hidrocarburos de los diez bloques disponibles. Sin embargo, desistió a último minuto de suscribir el acuerdo por el cual comprometía US$ 44,5 millones en inversiones durante las tres fases del proyecto.

Pese a la molestia que causó en el gobierno, privados estiman que hay poco espacio para que el Ministerio pueda obtener compensaciones, dado que la gala habría cumplido con las indicaciones establecidas en las bases del proceso. Pero si la compañía hubiera firmado el CEOP a fines de abril, ahora tendría que pagar cerca de US$ 27 millones de multa.

Conocedores del proceso afirman que la petrolera evalúo que los costos de llevar a cabo la iniciativa eran varias veces más altos que sus estimaciones iniciales. Sin embargo, la propuesta presentada por ellos en la licitación fue muy alta y quedó a bastante distancia de las que la precedieron. Por eso habría decidido no seguir adelante antes de comprometer su rentabilidad.

Ahora, el gobierno pretende hacer efectivo el cobro de la garantía en los próximos días.

Segunda mejor oferta

El lunes el Comité Especial de Licitaciones (CEL) encabezado por la subsecretaria de Minería, Verónica Barahona, debió resolver el método para determinar quién operará finalmente el bloque Otway.

Tras la reunión, el ministerio decidió que se adjudicará a la segunda mejor oferta, ya que iniciar cualquier proceso distinto sería lento y engorroso. De esa forma, la propuesta del consorcio formado por la canadiense Methanex, Geopark y la alemana Wintershall sería la elegida.

Tanto ese consorcio, como la neozelandesa Greymouth Petroleum –que presentó la tercera mejor oferta-, estarían muy interesadas en adjudicarse el bloque. Incluso se especula que la neozelandesa podría impugnar este nuevo proceso y pedir una revisión de los puntajes de la licitación, dado que la distancia entre las dos ofertas habría sido bastante menor.

Otros cambios

La licitación de Ceop’s en Magallanes adjudicó diez bloques -algunos de ellos en sociedad con Enap-, a las firmas Apache Corporation; IPRManas; Pan American Energy y Greymouth con una inversión inicial de unos US$ 222 millones.

Pero hace algunos días, Manas Petroleum habría cedido el 30% de su participación en el bloque Tranquilo a Geopark, firma que hoy produce gas natural en el bloque denominado Fell. La empresa de origen ruso se presentó al proceso en el consorcio formado con la egipcia IPR.

De esta forma, Geopark se quedó con la operación de Tranquilo y Manas con el 20% restante. Trascendió que ahora IPR estaría en negociaciones para ceder también un 30% de su parte a otra petrolera que sería de origen estadounidense.

Estos traspasos –dijeron fuentes del sector-, obedecerían a la necesidad de incorporar recursos para financiar las exploraciones.

Fuente: Diario Financiero