Durante el proceso, en el cual participaron cuatro empresas internacionales, la propuesta de Transelec fue considerada la más competitiva para el desarrollo de esta obra de US7 millones.

Se trata de la primera obra nueva que estableció el Estudio De Transmisión Troncal publicado por el Ministerio de Economía en noviembre de 2007 y es la única licitación prevista en el plan de obras para el periodo 2007-2008. El proyecto consiste en una línea de doble circuito en 220 kV de 74 km que se extenderá desde el sector norte de Quillota (subestación Nogales) hasta la subestación Polpaico ubicada en la localidad del mismo nombre, al norte de la Región Metropolitana.

El desarrollo de esta obra permitirá sumar una capacidad de transmisión de 1.500 MVA (megavoltamperios) al Sistema Interconectado Central (SIC) y más específicamente inyectará la energía que en los próximos años generarán centrales como Nueva Ventanas, así como otras asociadas a la planta GNL de Quinteros y al desarrollo de parques eólicos al norte de Los Vilos. “Desde el punto de vista de la confiabilidad del sistema esta obra es muy relevante, ya que permitirá a este tramo, que hoy aparece en condición de riesgo, alcanzar un 100% de seguridad respecto de la norma”, recalcó el gerente general de Transelec, Andrés Kuhlmann.

En este sentido, cabe destacar que la puesta en marcha de estas instalaciones, considerando los plazos necesarios para el diseño, desarrollo y construcción de una obra de esta envergadura, está prevista para abril de 2010.

La licitación

“El resultado de esta licitación es el reflejo de la capacidad de Transelec para encontrar soluciones de alto estándar a un costo competitivo y consolida la posición de liderazgo de Transelec en el desarrollo del sistema eléctrico de Chile”, comentó Andrés Kuhlmann, gerente general de la transmisora que administra el 98% de las líneas del SIC.

A la licitación, convocada a comienzos de este año por el CDEC-SIC, se presentaron otras cuatro propuestas pertenecientes a las empresas transnacionales Alupar de Brasil, el consorcio ibérico Isolux-Elecnor y las compañías españolas Abengoa y Cobra, respectivamente. Esta última y Transelec, fueron las únicas que llegaron a la etapa de apertura de la oferta económica luego de sortear exitosamente las etapas administrativas y técnicas. Finalmente la oferta de Transelec por esta obra fue la más competitiva, al establecer una canon anual de US,3 millones a cambio de una obra cuyo valor referencial de inversión es de US7 millones.

“Se trata de un paso muy importante para materializar con éxito nuestro plan de inversiones por US.100 millones para el periodo 2008-2012 y que en el desarrollo del sistema troncal involucrará del orden de los US00 millones”, concluyó Kuhlmann.
Fuente: Transelec / Electricidad Interamericana.