El documento, titulado “Generación solar 2007”, ha sido presentado conjuntamente hoy por Greenpeace y la Asociación de la Industria Fotovoltaica Europea y prevé que la industria FV moverá 300.000 millones de euros al año en 2030, habrá creado entonces 6,5 millones de puestos de trabajo y será capaz en esa fecha de satisfacer el 9,4% de la demanda mundial de electricidad. Esto permitirá proporcionar energía a 2.900 millones de personas de países en vías de desarrollo. El estudio proporciona un plan u hoja de ruta para alcanzar estos objetivos. Según ese plan, en 2020, la solar FV proporcionará electricidad a mil millones de seres humanos y habrá creado ya dos millones de empleos.

“Lo que está sucediendo hoy con la electricidad solar FV es solo un aviso de lo que está por venir. Con energía solar FV podemos ahorrar miles de millones de toneladas de CO2, crear millones de puestos de trabajo y proporcionar energía a millones de hogares en todo el mundo. Pero estamos hablando además de beneficios añadidos, pues con la FV vamos a poder llevar electricidad a millones de seres humanos que actualmente no pueden acceder a las redes de distribución”, ha asegurado Sven Teske, de la campaña de Energías Renovables de Greenpeace. “La Generación Solar pronto retará a las utilities, dado que producirá electricidad a precios competitivos precisamente allí donde es necesario, en los hogares”.

¿La última década? Crecimiento anual del 35%

Desde 1998, el mercado solar FV ha estado creciendo a un ritmo del 35% anual, y maneja ahora más de 9.000 millones de euros al año. En 2006, la capacidad total instalada de sistemas solares FV alcanzó un nuevo pico de 6.500 MW, comparado con los 1.200 del año 2000. Este formidable crecimiento, asegura el documento publicado hoy, significa que, en algunas áreas, la FV puede llegar a ser fácilmente competitiva en costes y en precios finales para el consumidor en torno a 2015.

La industria solar es una de las industrias clave en lo que se refiere a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero del sector energético. En 2030, las reducciones anuales de CO2 deberían alcanzar más de mil millones de toneladas al año, cantidad equivalente a la emisión total de India en 2004. Los ahorros acumulados por la generación solar en 2030 deberían haber alcanzado los 6.600 millones de toneladas.

Inversiones por valor de 14.000 millones de euros

Winfried Hoffman, de la Asociación de la Industria Fotovoltaica Europea (EPIA son sus siglas en inglés), ha dicho que “la industria solar FV invertirá de ahora a 2010 un total de 14.000 millones de euros en la construcción de factorías FV. La producción masiva nos permitirá reducir precios y esperamos ser competitivos en algunas regiones en los precios finales para el consumidor de electricidad en torno al año 2015. En el futuro no hay duda de que la FV llegará a ser la primera opción tecnológica en materia de precios estables y de fiabilidad en el suministro de electricidad para hogares privados y otros usuarios”.

Por todo ello, Greenpeace y Epia solicitan desde este documento a los Gobiernos que aseguren esas inversiones con programas de apoyo que garanticen un precio específico para cada kilovatio hora que vierta la electricidad solar a la red. “La industria está comprometida en hacer de la generación de energía a partir de la solar FV un éxito, pero necesita apoyo político. Con él, lo logrará. El mundo está listo para una revolución energética, los gobiernos necesitan dejar atrás su retórica en la lucha contra el cambio climático y apoyar, en todo el mundo, y realmente, tecnologías de energías renovables como la FV. Así será posible vencer en esa lucha”, continuó Teske.
Fuente: Energías Renovables (www.energías-renovables.com).