Un duro golpe ha sido para el sector industrial local la falta de gas y la escalada alcista de los costos de la electricidad. Tanto, que varias firmas del sector han debido dejar de exportar, ya que perdieron competitividad en los mercados internacionales dada el alza de costos.

Según el presidente de la Asociación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas (Asimet), Arturo Lyon, el nuevo escenario energético de Chile los ha obligado a readecuar procesos.

«Hoy estamos frente a un escenario no previsto en que la energía ha elevado mucho los costos de producción, lo que ha obligado, en no pocos casos, a que las empresas dejen de exportar», explicó el dirigente.

Según explica Lyon, no es posible cuantificar el daño que está provocando al sector la falta de gas, debido a lo diverso de las actividades de la industria.

«La diversidad de productos y de procesos que tenemos hace imposible señalar cómo está impactando la falta de gas a uno u otro, depende mucho de la tarea específica de cada empresa. Una fundición, por ejemplo, va a depender mucho del gas y va a tener un serio impacto en su actividad, claramente», explica.

Diagnóstico complejo

Más allá del alto costo que el sector ha debido asumir por el mayor costo que representa la escasez de gas natural argentino y la electricidad más cara, Lyon dice que preocupa «tanto o más» la incertidumbre sobre el abastecimiento de energía en los próximos años.

«Si no tenemos seguridad, el escenario es mucho más complicado. Esto va mucho más allá del simple tema de los costos», sostiene, al tiempo que agrega que valora los esfuerzos públicos y privados por minimizar los riesgos, destacando entre éstos, el proyecto de instalar un terminal de GNL en Quintero y las centrales de Aisén.

Para el dirigente gremial, el momento actual del sector metalúrgico y metalmecánico es «complejo», pero con señales de que el futuro será más alentador.

El lento crecimiento que experimenta el sector lo confirma. La producción industrial acumula un alza de sólo 2,5% en lo que va del año, reduciendo su participación en el producto nacional.

En materia laboral, Lyon señala que el sector metalúrgico tiene un buen nivel de sueldo, dada la especialización de sus trabajadores. «Debemos esforzarnos en eso, en ampliar la capacitación de todos los trabajadores, en momentos con alta cesantía entre jóvenes», advierte. Lyon, además, dice no sentirse al margen de la discusión laboral en el país, considerando que las pymes generan el 80% del empleo.

Enapyme 2007

Con la presencia del ministro de Economía, Alejandro Ferreiro, que reemplazará a la Presidenta Michelle Bachelet, quien se excusó de participar, se realizará desde mañana el VIII Encuentro Nacional de las Pymes Industriales (Enapyme 2007), organizado por Asimet.

Bajo el lema «Pyme con quién andas y te diré cómo emprender», el evento contará con la presencia del economista y académico de UCLA Sebastián Edwards; la ministra de Minería, Karen Poniachik, y el presidente de Endesa, Mario Valcarce.

Según explicó Arturo Lyon, la idea es conversar sobre cuatro temas: la experiencia del clúster minero como ejemplo de asociatividad, el panorama energético, el marco regulatorio y herramientas de marketing.

Millonarios proyectos de generación están en espera

Proyectos de generación eléctrica por más de US$ 6.890 millones están en espera de recibir su calificación ambiental, por lo que la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) señala que es ineludible hacer más eficiente el proceso de evaluación ambiental.

En opinión del gremio, si determinadas fuentes energéticas cumplen con las normativas ambientales, todas se encuentran en la misma posición de bondad medioambiental. De modo que, si adicionalmente una fuente tiene un comportamiento ambiental muy superior a otra, que cumple con la ley, debiera ser el mercado el que valorice esta condición. «No existen razones para promover mediante mecanismos extramercado el uso de determinadas fuentes energéticas».
Fuente: El Mercurio.