El Consejo de Administración de Endesa se pronunciará el próximo viernes sobre la OPA formulada por Enel y Acciona, que afronta su recta final tras ser autorizada el pasado miércoles por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La eléctrica italiana y la constructora de la familia Entrecanales deben publicar mañana o el martes el anuncio de la oferta, momento en el que empezarán a contar los dos meses del plazo de aceptación, el periodo del que disponen los accionistas para acudir a la OPA.

Enel y Acciona, que ya controlan el 46% de Endesa, ofrecen 40,16 euros por acción (una vez descontado el dividendo distribuido el pasado 2 de julio), lo que supone valorar la compañía en 42.519 millones de euros.

Después de casi dos años, la pugna por la mayor eléctrica española, en la que se involucraron también Gas Natural y el grupo alemán E.ON, llega a su fin.

Uno de los últimos trámites se superará el viernes, fecha elegida por Endesa para que su Consejo de Administración se pronuncie formalmente sobre la OPA y emita una recomendación a los accionistas.

La eléctrica presidida por Manuel Pizarro tenía diez días para fijar su postura.

El consejero delegado de Endesa, Rafael Miranda, dijo el miércoles que el Consejo estudiará la OPA con “seriedad, racionalidad y sentido común”, y tendrá en cuenta, sobre todo, el interés de los accionistas.

Aunque Miranda no anticipó la postura del Consejo, Manuel Pizarro reconoció en la Junta de Accionistas de junio pasado que la entrada de Enel y Acciona en el capital, marcaba un punto de inflexión y que se abría «una nueva etapa».

La sociedad de valores Ibersecurities recomendó el viernes no acudir a la OPA, porque considera que los títulos de Endesa pueden revalorizarse a corto plazo si continúan en el Ibex-35, y porque permanecer en el capital garantiza el cobro de los dividendos comprometidos por la eléctrica.

En la reunión del próximo viernes, el Consejo de Endesa deberá convocar una Junta Extraordinaria para someter a los accionistas los cambios estatutarios a los que Enel y Acciona han condicionado la OPA.

Las dos empresas quieren eliminar el artículo de los Estatutos que limita al diez por ciento los derechos de voto de los accionistas, y modificar la tipología de los consejeros y los requisitos para acceder a esa condición.

La OPA de Enel y Acciona superó el pasado viernes un nuevo obstáculo, ya que el Consejo de Ministros autorizó a la eléctrica italiana a ejercer plenamente sus derechos políticos en Endesa, aunque con condiciones.

Enel había recibido una primera autorización del Gobierno en abril, pero sólo para ejercer derechos de voto hasta el 24,9 por ciento, participación que superará tras la OPA.

De acuerdo con las condiciones fijadas por el Ejecutivo, la eléctrica italiana deberá garantizar el suministro de gas natural a España y no podrá desviar a otros mercados las cantidades anuales previstas por Endesa durante el periodo 2007-2011.

Además, cada año y siempre que lo solicite la Administración, Enel tendrá que presentar un informe detallado ante la Secretaría General de Energía (Ministerio de Industria) sobre los aspectos de su estrategia corporativa que puedan afectar a la seguridad del suministro energético.

La impresión de que la pugna por Endesa llega a su fin se confirmó el viernes, al conocerse el acuerdo alcanzado entre la eléctrica y Gas Natural para poner fin a las disputas derivadas del proceso de opas.
Fuente: Terra Actualidad/EFE, España.