Catorce senadores tanto de la Alianza como de la Concertación coincidieron en que en materia energética, “estamos en emergencia” y reprocharon duramente al gobierno por no haber tomado las decisiones pertinentes, por la “imprevisión” y la burocracia que tiene entrampados importantes estudios y proyectos de impacto ambiental y abogaron por una urgente diversificación de la matriz energética, sin descartar la nuclear.

La sesión especial en que fue abordado el tema fue solicitada por las bancadas de la DC y del PRSD y contó con la presencia de los Ministros Marcelo Tokman, de Energía; Karen Poniachick, de Minería y Ana Lya Uriarte, de Medioambiente.

El senador Hosain Sabag en su intervención instó al ministerio de Energía a estimular y apoyar toda instalación de nuevas fuentes de energía, especialmente pequeñas centrales hidroeléctricas de pasada que pueden ser muchas a lo largo del país, mejorando las ventajas legales para su venta y transmisión. “No hay dudas que los biocombustibles son una opción que no podemos desaprovechar para la reconversión agrícola tan necesaria y esperada en nuestro país”, puntualizó.

Mas categórico fue el Presidente del Senado, Eduardo Frei quien advirtió “estamos al borde de la cornisa, por eso tenemos que tomar decisiones en materia de energía. Recordó que “hoy día Bolivia está en dificultades para entregar el suministro de gas a Brasil y Argentina, por eso creo que contar con el gas argentino es una quimera, ya que no tienen ni siquiera para su consumo interno”.

Criticó la burocracia y el retraso que existe en las autorizaciones para nuevos proyectos y estudios de impacto ambiental, lo que repercute negativamente en las inversiones. Advirtió que “cualquier decisión que se tome hoy día no va a significar energía hasta el año 2011 , a lo menos en el caso de la hidroelectricidad y el 2014 en el caso del carbón. Queramos o no hay que hacer centrales hidráulicas, centrales de pasada. Hoy estamos en un riesgo claro, dependiendo de la lluvia y el próximo año va a ser más complicado.

El titular de la Cámara Alta fue categórico al insistir en que Chile está en “una situación límite” que “necesitamos de una batería de cosas, pero con decisiones rápidas. Hacer las centrales, definir las cuencas. Es un tema de país, de decisiones. Las plantas de energía nuclear, hoy en día, son una realidad, son más de 450, casi el 20% de la energía en el mundo. Esta decisión debemos tomarla ahora porque demoran a lo menos 10 años desde el momento en que se toma la decisión hasta que entra en operaciones.

Por su parte, el senador Sergio Romero criticó la “imprevisión” y coincidió con el senador Frei de que en los últimos cinco años no se ha hecho nada. Advirtió que el Terminal de GNL de ENAP en Quintero solo estará en operaciones el 2010 y que el costo se ha triplicado en relación al monto original proyectado de inversión, por lo que el costo de ese combustible será mas caro que el presupuestado.

Asimismo, dijo que a nivel internacional y de la Región se habla de un anillo energético. “Lo que ha sucedido en Bolivia y Brasil nos habla de que la falta de certeza jurídica hacen imposible siquiera conversar sobre el anillo energético”, precisó, pidiendo “suma urgencia” para el proyecto de energías alternativas, desburocratizar los mecanismos para instalación de centrales hidroeléctricas y no tenerle miedo a la energía nuclear”.

En tanto el senador, Jaime Orpis se sumó a las criticas y alegó que no hay conciencia de que “estamos frente a un problema” y estimó que la demanda se duplicará en los próximos cinco años por lo que instó a desarrollar centrales que permitan generar 7 mil megawatts en el sistema. Indicó que “nuestro gran capital hasta el 2.020 es la hidroelectricidad que es amigable con el medioambiente, limpia y la mas barata, pero sin embargo, “se evita tomar decisiones que podrían ser impopulares”.

Por su parte, el senador Antonio Horvath se refirió a los riesgos y el alto costo de la energía nuclear y se pronunció por pequeñas centrales hidroeleléctricas: También se refirió a los desafíos legislativos instando a acelerar mociones y proyectos de ley que impulsan energía alternativa y una ley marco de ordenamiento territorial manejo integrado de cuencas.

En tanto, el senador Guido Girardi abogó por la autonomía energética chilena, enfatizando que “ésta era una crisis anunciada”. Recordó que el 15 de abril del 2002 ya se sabía que iba a haber una crisis y que el informe decía que con el desarrollo que teníamos la demanda de gas natural iba a superar la oferta e iban a haber problemas de racionamiento”. “No hay una política que ponga por delante los intereses del país, solo se pensó en el gas a sabiendas que era la crónica de una muerte anunciada”.

El senador Juan Antonio Coloma se preguntó ¿que la pasó a la autoridad chilena que no detectó a tiempo todo lo que los otros advirtieron” y calificó de “ingenuidad grave” en la suscripción de tratados internacionales y de “confianza absurda” en solidaridades ideológicas. Añadió que “hay parcelamiento de competencias y que las decisiones se toman a lo menos en cinco organismos. Cuando hay una crisis de la magnitud de ahora, ¿lo ideal es parcelar las competencias? se preguntó criticando el “retraso brutal en investigación científica. No discutir el tema nuclear por una promesa electoral es inaceptable”, concluyó.

En la misma línea crítica el senador Baldo Prokurica auguró una mayor demanda energética, a la que no se puede responder por el incumplimiento de la entrega del gas argentino, y denunció alzas en las tarifas tanto al sector residencial como industrial, costos que no son asumidos por los responsables como son los Argentinos. “Chile debe abrir las puertas a todo tipo de energía”, concluyó.

La senadora Soledad Alvear pidió una definición energética que incluya tres ejes fundamentales: la seguridad en el abastecimiento, la eficiencia económica y la sustentabilidad del desarrollo energético. “Hasta la fecha el país ha privilegiado el eje de la eficiencia económica por sobre los otros dos ejes”, indicó. Pidiendo fortalecer profundamente las capacidades del Estado para generar políticas públicas en este ámbito, ya que aun son insuficientes.

A continuación el senador Ricardo Núñez también visualizó un negro panorama considerando que no se vislumbra que Argentina vaya a cambiar mayormente su política. “El próximo gobierno, no creo que vaya a invertir en explotar las cuencas”, indicó y recordó que los países europeos son los que tienen mayor capacidad para usar energías no convencionales, dando a conocer incluso las tarifas y luego se refirió a los esfuerzos de ENAP para en conjunto con una empresa italiana investiga el desarrollo de energía geotérmica. “Estamos avanzando en la materia”. Concluyó instando a fijar las reglas de una política de energía nuclear como lo han hecho 27 países del mundo.

También criticó el hecho de contar con una matriz energética poca diversificada y falta de incentivos correctos a la inversión en el sector el senador Andrés Allamand quien sostuvo que hay que incorporar a la ciudadanía en las campañas de ahorro de energía.

Con un carácter regional, el senador Juan Antonio Gómez dijo que hay situaciones en la segunda Región que llegan a ser dramáticas con fuerte alza de las tarifas de electricidad y aumento de los precios de los servicios
La principal preocupación que debe existir es como se llevan a cabo los proyectos, observando el cumplimiento de la legislación ambiental, para proteger la calidad de vida de las personas que viven en sectores aledaños a las fuentes de energía. “Lo importante es discutir la energía nuclear”, manifestó.

Por su parte, el senador Roberto Muñoz Barra, sin embargo, criticó de que aun no haya en Chile una política nacional de ahorro energético ni tampoco de energías alternativas.

Asimismo, el senador Jovino Novoa dijo que “no hay solución si no se cambian conductas y se trazan políticas. Condenó el cortoplacismo del Estado y de los privados que usaron el gas mas barato y señaló que “estando frente a una crisis, nos preocupamos del medio ambiente, en lugar de evitar que el legitimo deseo de protegerlo no entrabe el desarrollo. Hoy cada día el proyecto por pequeño que sea se entraba por problemas ambientales”, dijo alegando que “solo hace dos semanas plan de ahorro de energía. Exigimos que sean explícitos en determinar cual es la situación de hoy día y las medidas que se van a tomar”.

Finalmente el senador Juan Pablo Letelier instó a no cerrarse a las energías alternativas, aunque confesó que “no me gustan las nucleares, pero no me opongo a estudiarlas”. Enseguida criticó a quienes dan por sentado de que a mayor crecimiento económico, mayor consumo energético. La experiencia en California ha demostrado que es bueno desvincular. Necesitamos incentivos a los empresarios y a la personas para ocupar la energía renovable. Castigo fuerte al sobreconsumo”.

Ministros

A su turno el ministro Tokman defendió la medidas del gobierno y advirtió que hay un diagnóstico claro, medidas para el corto y mediano plazo para enfrentar los riesgos y además hay políticas de largo plazo. “Hay claridad en el gobierno de la estrechez energética, en término de la capacidad de generación y la demanda máxima. Habrá un aumento significativo en energía eólica en los próximos años. En dos años más se multiplicarían por 30 estos proyectos. Es una tarea que compete al gobierno, a las empresas con proyectos que se hagan con el menor margen de riesgos. Sigamos confiando en el sistema”, finalizó.

Por su parte la ministra de Minería Karen Poniachik afirmó que no hay retraso en la resolución de los estudios de impacto ambiental, aunque igual, anunció una mayor agilización en el sistema tanto en tiempo de respuesta como en calidad del aporte.
Fuente: Senado.