—¿El Gobierno tiene un plan energético de largo plazo?

—La Presidenta de la República, al nombrarme ministro con dedicación exclusiva, ha tenido en consideración los desafíos de corto y largo plazo. La principal tarea que me encomendó, más allá de lidiar con la situación de estrechez actual, es la de diseñar e implementar una política energética para el largo plazo.

—¿Qué necesita Chile para poseer una matriz energética estable y segura?
—Hoy tenemos una matriz más diversificada que la de hace 10 años. Es fundamental para Chile poseer una buena combinación de insumos en su matriz, que contemple el uso de fuentes propias -hidráulicas, eólicas, geotérmicas, biomasa, solar- y fuentes en base a combustibles importados, como el carbón, el gas natural licuado (GNL) y derivados del petróleo, de forma de minimizar la dependencia respecto a insumos y proveedores específicos.

—Algunos señalan que este será un año con baja pluviometría, ¿está en riesgo el suministro eléctrico en 2008 o en 2009?
—En base a la información que nos provee la Dirección Meteorológica de Chile, este año se presentará con menos lluvias de lo normal. De hecho, respecto a igual fecha del año pasado, la energía acumulada en los embalses del SIC es 15% menor. Además, en relación a un año normal (1994-1995) la energía embalsada es 20% menor. Sin perjuicio de lo anterior, a la fecha existen reservas suficientes para que no tengamos problemas de suministro hidroeléctrico en los embalses de mayor tamaño del SIC, es decir, en Laja y Maule.

El GNL a Tiempo

—¿Qué ha ocurrido con el proyecto de la planta de Quintero que se ha ido postergando y su costo ha aumentado fuertemente?
—El terminal GNL de Quintero es de carácter estratégico para el Gobierno, y se lo ha concebido como una solución definitiva y no de respaldo para los clientes Rescom (residenciales-comerciales) y para las empresas generadoras de electricidad. Ahora, efectivamente, hay un mayor costo, el cual se debe a un aumento en el precio de los materiales como el acero y níquel; también a las instalaciones adicionales requeridas para la solución rápida (por ejemplo, un tercer estanque de tamaño menor), y por la decisión de construir estanques con el máximo estándar de seguridad y a la extensión del muelle marítimo.
El hecho de que las empresas privadas que participan en el consorcio acepten y estén dispuestas a continuar con el desarrollo del proyecto, a pesar de los mayores costos, indica que estos son necesarios y que el proyecto sigue siendo una iniciativa rentable.

—¿Estará lista la planta de GNL en 2009?
—De acuerdo a lo que nos ha informado GNL Chile, se espera que la primera etapa de la planta regasificadora entre en operaciones durante el segundo trimestre de 2009, lo que nos permitirá enfrentar sin problemas el suministro de gas residencial comercial durante el invierno de ese año. Los contratos que regulan la construcción y operación de la planta, contemplan penalidades para el caso de incumplimiento de los plazos y obligaciones establecidas en ellos, por lo que los incentivos están bien puestos.

—¿El Gobierno posee un plan de contingencia si llegase a quebrar GasAtacama?
—El Gobierno posee diversos instrumentos regulatorios para los distintos tipos de coyunturas que puedan darse. Si esta o cualquier otra empresa quebrara, tomaremos las medidas necesarias y que estén a nuestro alcance para impedir que deje de operar si eso pone en peligro el suministro eléctrico del sistema.

El Regreso del Carbón

—¿Chile debiera apostar con más fuerza por plantas térmicas a carbón como han señalado diversos analistas del sector?
—Las centrales a carbón serán la alternativa de desarrollo de los próximos cuatro o cinco años. Las proyecciones de oferta para los próximos ejercicios indican que del orden del 40% de la oferta corresponderá a centrales en base a carbón. En el SIC, actualmente, se encuentran en construcción Nueva Ventana (250 MW) y Guacolda III (150 MW). Al mismo tiempo, los estudios de impacto ambiental (EIA) presentados por las centrales Coronel, Bocamina y Guacolda IV, se encuentran aprobados. En la prensa también ha aparecido el proyecto Farellones de Codelco. Por su parte, en el SING, a partir del año 2010-2011, podrían materializarse los proyectos Andino, Angamos y Kellar.

—La decisión adoptada por el Gobierno frente a la energía nuclear, ¿no retrasará mucho una necesidad objetiva?
—Este Gobierno se comprometió sólo a analizar y realizar estudios sobre la viabilidad del desarrollo de generación eléctrica en base a energía nuclear. Para ello, la Presidenta Bachelet le encomendó esta labor al Grupo de Trabajo sobre Nucleoelectricidad, liderado por el físico Jorge Zanelli. Ellos están analizando y generando, en forma independiente y rigurosa, la información que permitirá que un futuro gobierno, de manera responsable y fundada, decida si la alternativa nuclear es conveniente o no para producir electricidad.
Fuente: Estrategia