La filial del holding en Enersis no sólo lamenta la baja de estos 690 MW de capacidad instalada, sino que también los 467 MW de Pangue, la otra generadora que se beneficia de las aguas del río Bío Bío.

Colbún (480 MW) es la tercera central que está haciendo un aporte mínimo al SIC, como consecuencia del pobre nivel que exhibe el embalse del mismo nombre, ubicado en la Región del Maule.

Un alto ejecutivo del sector explicó que si bien estas tres centrales no están completamente fuera del sistema, los aportes que realizan son esporádicos, ya que despachan energía sólo un par de horas al día, luego que sus operadores declararon el “estado de agotamiento” de sus respectivos embalses.

La misma fuente agregó que el estado de los recursos hídricos del SIC, donde también hay que considerar la baja en los caudales de los ríos de esta zona, hace que “ninguna de las centrales hidroeléctricas del SIC esté operando a su máxima capacidad”, aunque precisó que el aporte que están haciendo Ralco, Pangue y Colbún, está muy por debajo de lo normal.

Ayer, el ministro de Energía, Marcelo Tokman, descartó confirmar esta versión, limitándose a indicar que “hacemos un seguimiento día a día de cuántas son las reservas que hay en cada embalse”.

Fuente / Diario Financiero