1942-1943

SECUELAS DE GUERRA

Durante el gobierno del Presidente Juan Antonio Ríos, Chile sufrió el rigor de la Segunda Guerra Mundial. El conflicto hizo que los precios de los combustibles subieran a niveles casi inalcanzables para el país, por lo que, desde mayo de 1942, se puso en marcha un sistema de racionamiento de parafina, bencina y petróleo. La desaparecida Dirección General del Petróleo logró que de 18 millones de litros de consumo de gasolina se bajara a 9 millones. El sector más afectado fue el agrícola, debido a la falta de combustible para maquinaria.

1950
LA DECADENCIA DEL CARBÓN

La explotación masiva del carbón en Chile comenzó entre 1840 y 1850, principalmente en la Octava Región, en Lota y en Coronel. Pero hacia 1950, debido al bajo interés mundial en el consumo de este combustible, se presentó una caída en las exportaciones que significó grandes pérdidas de dinero y de empleos para los trabajadores del sector. Un ejemplo de esto es que entre 1970 y 1980 los empleados de Enacar (Empresa Nacional del Carbón) disminuyeron de 16 mil a 5 mil. En su mejor momento, esta industria dio trabajo a más de 100 mil personas. A principios de los 90, los que quedaban en Enacar debieron reconvertirse tras el cierre de las minas.

1968
METEOROLÓGICA

En pleno gobierno de Eduardo Frei Montalva, el déficit de lluvia en la zona central era total. Esto obligó al Presidente a decretar racionamiento eléctrico, llegando éste a ser de 13 horas de duración algunos días. Se decretó una reducción del 15% del consumo, se ahorró en alumbrado público y se prohibió la publicidad luminosa en todo el país. Al no resultar esto, se ordenó el racionamiento entre Coquimbo y Llanquihue, desde noviembre de 1968 a junio de 1969. Y se estableció el polémico horario de invierno y el de verano, que llega hasta nuestros días.

1998-1999
LA HISTORIA SE REPITE

En 1998, el país debió bregar con continuos cortes de luz, que apuntaban a salvar la muy delicada situación de la energía hidroeléctrica nacional, víctima de un déficit histórico de lluvias. Finalmente, ese año quedaría registrado como el más seco del siglo XX. Una a una las diferentes centrales se fueron atrasando en sus compromisos de abastecimiento, sin que pudieran anticiparlo. El día clave fue el 12 de septiembre, momento en que el gobierno decretó racionamiento eléctrico de 7% desde Taltal hasta Chiloé. El año 99, la situación era similar, por lo que el 30 de marzo se decretó un nuevo racionamiento eléctrico de dos días. El lunes 5 de abril un millón 200 mil usuarios de Chilectra fueron afectados por cortes de luz de una hora, que se ampliaron a una hora y media.
Fuente: El Mercurio