Pese a que en países europeos la eficiencia energética es materia de estudio desde hace décadas, fue a comienzos de 2005 cuando a través de la creación del Programa País Eficiencia Energética (PPEE), dicho tema se situó como uno de los objetivos centrales para la autoridad local.

Bajo dicho contexto, diversas empresas han invertido recursos para enfrentar dicho desafío, según explicó el gerente de Investigación y Desarrollo de Conecta, Alfredo de la Quintana.

Creada hace 16 años, es una de las compañías pioneras en asesoramiento a empresas de generación, transmisión, y distribución de energía eléctrica, además de industrias consumidoras de energía, en áreas como refinería y minería, entre otras.

En efecto, la incorporación de nueva tecnología a las plantas industriales, ha hecho que la eficiencia energética sea cada vez más relevante para los inversionistas.

Sobre el tema, De la Quintana adelantó a Estrategia algunos de los proyectos corporativos que la consultora concretará en el mediano plazo, donde destacan iniciativas con Endesa Chile y Metro.

Respecto al sistema implementado por la generadora controlada por el holding Enersis, detalló que «se trata de un sistema de monitoreo sincronizado satelitalmente para todas sus centrales de generación a través del territorio», agregando que «actualmente, la obra está en sus dos tercios de avance, y que esta permitirá a Endesa maximizar sus beneficios».

Respecto a Metro, señaló que «estamos trabajando a fin de optimizar el tiempo de detención en las estaciones e inter-estaciones, para mediante esa administración del movimiento de los trenes, reducir el gasto en energía eléctrica». Tal iniciativa podría estar concluida durante abril próximo.

Suministro

Respecto al actual escenario energético del país, De la Quintana señaló que además de las iniciativas desarrolladas a nivel industrial -como iluminación fluorescente, motores de uso eficiente, y control de los procesos productivos del consumo de energía- las metas en eficiencia energética deben ser asumidas también a nivel residencial.

«No se trata sólo del beneficio de la empresa o el particular, sino que esa unidad de energía queda disponible para el resto del país», apuntó.

En tanto, puntualizó que «dependiendo del proceso productivo de cada industria, se puede lograr un ahorro de entre el 5% y un 15% de gasto en energía eléctrica, mantenido el mismo nivel de productividad».

Fuente : Estrategia