-¿Cómo se comportó el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEA) durante el ejercicio pasado?

-Durante el año 2006 ingresaron 1.670 proyectos al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, es decir un aumento de 40% respecto al año anterior (donde se presentaron 1.182), lo que implicó una carga adicional de trabajo. Y por otra parte, los proyectos de inversión presentados también crecieron fuertemente, superando los US5.000 millones, mostrando una alza de torno a un 85% frente al periodo anterior, por lo que se puede deducir una mayor complejidad de los proyectos.

-¿Cuáles son los proyectos más significativos en cuanto a montos de inversión?
-En primer lugar destaca el área minera que entre 1997 y 2006 ha presentado proyectos por US5.000 millones; luego vienen los de tipo energético con US.500 millones; las industrias fabriles con US.500 millones, y aquellos ligados a la celulosa con US.800 millones, todos, durante ese lapso de nueve años.

-¿Qué regiones concentraron los planes más relevantes en inversión durante 2006?
-La Región Metropolitana que tiene casi US.750 millones, lo que se explica por megaproyectos inmobiliarios; posteriormente la VIII con cerca de US.000 millones, impulsado por tres termoeléctricas y, en tercera posición, se ubica la II Región con US.200 millones, que también tienen que ver con proyectos termoeléctricos en Mejillones y en el área de minería.

-¿Cuántos proyectos fueron aprobados durante el periodo y qué nivel de inversión que implicaron?
-En total fueron 725 proyectos por US.721 millones. Es importante aclarar que en esta cifra, también figuran proyectos que fueron ingresados antes de 2006. En tanto, los que fueron ingresados ese año y actualmente se encuentran el etapa de calificación corresponden a US.769 millones.

-¿Cuántos proyectos fueron rechazados durante el ejercicio anterior y cuánta inversión significaban?
-Fueron rechazados 67 proyectos, cuyos montos suman US52 millones.

-¿A cuándo llegaron los retrasos en la evaluación de proyectos?
-Respecto a los plazos legales, los Estudios de Impacto Ambiental demoraron 174 días en promedio, durante el 2006, donde el plazo legal es de 180 días. En el caso de las Declaraciones de Impacto Ambiental, durante 2006, estas se demoraron en promedio 119 días, sobrepasando el plazo legal de 90 días. Por ello este año trabajaremos en revertir esta situación, pero la responsabilidad es compartida entre los actores público y privado.

-¿A qué se debió dicho fenómeno?
-En gran medida, a que los documentos que se nos entregan carecen de informaciones básicas o son de mala calidad, lo que va generando mayores retrasos, es por eso que elaboraremos guías con criterios que orienten a los inversionistas en la información que deben contener los documentos que entregan.
Además, nos hemos dado cuenta de que los criterios de evaluación presentaron disparidades en distintos servicios. Es por ello, se elaborarán guías para los evaluadores (CONAMA, Servicios y COREMA) donde pondremos énfasis en el ámbito de competencias por áreas, para evitar que en las distintas etapas del proceso de evaluación se pierda tiempo.

-¿A qué área pertenecen los proyectos rechazados y con mayores retrasos?
-A los del sector acuícola (que también corresponden a la mayoría de los proyectos presentados, concentrando un 30% del total). En tanto, los que presentaron mayores demoras fueron los de saneamiento ambiental y del sector inmobiliario.

-¿Cuáles medidas se aplicarán para lograr mayor eficiencia?
-Entregaremos mayores antecedentes por medio de guías para la presentación de proyectos. Y para enfrentar la disparidad de criterios entre los organismos involucrados en los procesos de evaluación, efectuaremos manuales para la CONAMA, la COREMA y los diferentes servicios, con la idea de aunar los criterios y, con ello, evitar la perdida de tiempo y de recursos. Para ello estamos y trabajando por sectores como el minero, forestal y acuícola. Además, desde el segundo semestre estará disponible on line, un listado de los proyectos que tienen retrasos (sistema de semáforo) y que complementará la información que ya existe en el web site acerca de los proyectos y los procesos en que se encuentran.
Fuente: Estrategia.