Con el interés de que los empresarios alemanes continúen invirtiendo en nuestro país, especialmente en el área de energía no renovable – en la que son líderes- la Presidenta Michelle Bachelet se trasladó ahora a la ciudad alemana de Leipzig, donde desarrolló una intensa agenda en esta área.

Al pronunciar un discurso en la clausura del Workshop sobre energía que se realizó en la Universidad de Leipzig, Bachelet expuso sobre la política energética de Chile y la necesidad de que lleguen capitales alemanes a nuestro país.

«Como Gobierno estamos muy optimistas en que podemos trabajar bien y garantizar un estable abastecimiento energético seguro y a la vez eficiente. Sabemos que están dadas las condiciones para que lleguen los capitales que se necesitan», dijo la Mandataria.

A modo de arenga, la Presidenta agregó que las condiciones para invertir en Chile son muy buenas. Lo anterior fue fundamentado por Bachelet, quien afirmó que el país crece con un bajo riesgo, que cuenta con un marco jurídico claro, «y algo muy importante cuando se quiere invertir: predecible».

Por todas estas razones, la Jefa de Estado invitó a todos los empresarios alemanes a conocer de cerca Chile, tanto a quienes quieren invertir, como a los que deseen compartir experiencias respecto de energía y recursos no renovables, «porque la verdad es que queremos avanzar mucho más en esta área».

Minutos antes de este encuentro y en la misma línea de inversión entre Chile y Alemania, la Mandataria llegó hasta la localidad de Bitterfeld, donde inauguró las instalaciones de la única planta industrial Chilena en Alemania que pertenece a la empresa Molymet, la mayor procesadora de molibdeno a nivel mundial y con filiales en Chile, México y Bélgica.

Esta planta se ubica en el corazón de la ex RDA y supera los US00 millones en ventas en los mercados de Asia y Europa.
Fuente: Emol.
Foto:^Presidencia (Alex Ibáñez)