La superintendente de Electricidad y Combustibles (SEC), Patricia Chotzen, anunció hoy que 22 empresas concesionarias arriesgan multas de 00 millones, en conjunto, por operar durante el año 2005 con alimentadores que excedieron los estándares de interrupciones del suministro eléctrico.

La superintendente entregó la información basada en el resultado del Ranking SEC 2006 de Calidad de Servicio de las Empresas de Distribución de Electricidad, investigación que agregó que la eficacia en la entrega del servicio eléctrico cayó dos décimas respecto al año anterior, debido a que los cortes superaron el estándar medio.

«De los 1.316 alimentadores hay 257 que están fuera de estándar y estos pertenecen a 22 concesionarias, ellas van a recibir formulaciones de cargo, van a ser sometidos a un proceso sancionatorio por este incumplimiento», manifestó Chotzen.

Lo anterior se traduce en que el 19% de los alimentadores se salió de los rangos satisfactorios, en comparación con el 15% del ranking anterior, afectando al 25% de los clientes del país, en comparación del 21% que entregó el estudio de 2005.

Según la superintendente, el estándar de medición se divide entre las zonas rurales y urbanas, y en el caso de las ciudades la frecuencia media de interrupción anual es de 3,5 veces, y el tiempo total de cortes no puede exceder las 13 horas.

Producto del descenso de las calificaciones generales en 21 de 35 compañías y cooperativas que operan en el país, la nota promedio del SEC 2006 fue un 8,2 en escala de uno a diez, dos décimas por debajo del resultado registrado en la muestra anterior.

El Ranking SEC 2006 de Calidad de Servicio de las Empresas de Distribución de Electricidad tuvo en consideración las interrupciones de suministro, la percepción de los usuarios (mediante encuesta) y los reclamos de clientes acogidos por la SEC , aspectos que tienen una ponderación en 50% , 37,5% y 12,5%, respectivamente.

Patricia Chotzen afirmó que «existe una correlación entre la percepción de calidad de suministro y los reales niveles de interrupciones y de corte».

Asimismo, Chotzen aseguró que mejoró, en comparación con el año pasado, la percepción de los consumidores sobre el desempeño mostrado por las empresas distribuidoras de servicio eléctrico, pese a la baja en la avaluación técnica en relación a los cortes.

«El 34% de las empresas presenta una evaluación negativa en relación a la calidad de suministro y esto es una mejora en relación al 50% de los clientes que lo percibía en la encuesta del año 2005», manifestó la superintendencia.

Compensaciones

La autoridad puntualizó que tras las sanciones económicas que recibirán las empresas, éstas no pueden indemnizar al cliente pero lo que «sí existe es el pago de compensaciones por las interrupciones no autorizadas de suministro».

«Ese es un proceso que está en marcha, la superintendencia recibe información de las interrupciones y cuando se han superado los estándares se está reglamentado, y está implementado y está en marcha el pago de compensaciones a los usuarios, que es un monto de dinero proporcional a la energía no suministrada», aclaró Chotzen.
Fuente: Invertia/UPI.